La salida a bolsa de la filial de FCC es positivo. La participación global suele estar más cara que las valoraciones que la matriz contempla, es una operacion más del sector de la construcción con una salida a bolsa de otra compañía. Creemos que es buen momento para vender.
Es sorprendente la subida a la que estamos asistiendo a los mercados y creemos que debería haber un cierre bastante importante (sino hoy, mañana) con multitud de posiciones bajistas. Quizás la subida venga por ahí ya que tiene su base en los resultados empresariales que vamos a conocer. Es un movimiento más del mercado, y aplicar cualquier tipo de lógica es perder la batalle, por lo que en este momento hay que guiarse por la prudencia.