Los precios del petróleo están atravesando una fase bajista. Tanto el Brent (la referencia de precios a escala internacional) como el WTI (la referencia en EE. UU.) han caído más de un 30% desde sus máximos de 2018. Según los análisis de Black Rock el oro negro podría estar rozando los mínimos invitando a los inversores a aprovechar las futuras rentabilidades.

Oportunidades para invertir en petróleo con la bajada de precios

¿Qué depara el futuro para el petróleo? “Consideramos que el precio del petróleo está acercándose a su nivel mínimo, y su posterior repunte generará oportunidades para los inversores”, afirma Richard Turnill, Director Mundial de Estrategia de Inversión en BlackRock. Para el desarrollo de su argumento, la entidad señala tres puntos clave.

Por un lado la presión ejercida por el Gobierno estadounidense para evitar unos precios elevados podría limitar la envergadura del recorte y fomentar un cierto efecto bajista.  A demás, EE. UU. y China han retrasado durante 90 días la aplicación de aranceles adicionales, lo que  “impulsará los activos de riesgo a corto plazo”. 

Por último, el mercado está pendiente de la Reserva Federal y de su próxima reunión de diciembre. Los analistas esperan un sólido crecimiento de los salarios en noviembre en EE. UU (el dato se conocerá a final de esta semana), y resultará clave para la toma de decisiones del regulador central durante su encuentro del 18 al 19 de diciembre,  especialmente a la luz de la interpretación de los comentarios del Presidente del regulador, Jerome Powell, la semana pasada. Las expectativas de consenso esperan que el informe muestre más de 200,000 empleos agregados, tras la suma de 250,000 nuevo empleos ganados en octubre. Se espera que las ganancias promedio por hora aumenten un 3,1%, en línea con el lo que ocurrió en octubre. "Dichos datos confirmarían una economía de los Estados Unidos que todavía funciona a un nivel muy sólido" señala el análisis de la firma.

¿Qué hace pensar que el precio del petróleo roza mínimos?

Un indicio que según este banco de inversión apunta a que el precio del petróleo podría estar acercándose a su punto mínimo es que parece que la producción se reducirá de forma inminente después de que las preocupaciones sobre el exceso de oferta contribuyeran al reciente desplome.

La firma norteamericana cree que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios reducirán la producción en su reunión de esta semana para intentar estabilizar los precios. Según los estudios de Black Rock las restricciones orquestadas por la OPEP desde 2016 han tenido ese efecto.

A tenor de lo que refleja el gráfico, el barril de Brent se disparó tras el anuncio del primer recorte en noviembre de 2016 y se estabilizó con las ampliaciones de las restricciones. Esta vez, “esperamos un recorte de casi 1,2 millones de barriles al día. Esta estimación se sitúa en el medio de la horquilla de consenso, dado que creemos que la producción estadounidense crecerá algo menos que la de algunos participantes del mercado, pero lo suficiente como para contribuir a gestionar el exceso de oferta”, argumenta Turnill.