Cumplimos un mes de traslación lateral que se convierte “en la gran delicia de los especuladores”. Así resume Eduardo Bolinches, director de Bolsacash la situación del Ibex 35, que define sus niveles entre los 12.0000-11.400 puntos. Este experto admite que ver nuevos máximos “dependerá de lo que tardemos en atacar los 12.000 puntos” pero no se muestra partidario de que pueda conseguirlo, a pesar de las ganas y de la bajada en el precio del petróleo. En este sentido, cree que la mejor opción es estar en liquidez porque “no hay nada que nos permita estar positivos en el medio plazo”.
Comprar en 11.400 y vender en 12.000 puntos. Es la “gran delicia de los especuladores” y que define el comportamiento del Ibex 35 en las últimas sesiones. Pero ¿podría sobrepasar la resistencia del 12.000? Eduardo Bolinches, analista de Bolscash no apuesta por ello pues “a pesar de las ganaas y de que el petróleo tendrá una bajada drástica, no están los mercados para ponerse microalcistas”. Todavía quedan sustos Para este experto, “todavía quedan sustos en los mercados”. El primero lo marca el próximo martes – cuando se cumple la prohibición de la FED de venderse en 19 valores americanos- y el segundo, en el inicio de la segunda quincena del mes de agosto , “estadísticamente más peligrosa que la primera”. Con ello espera que los mercados vayan a buscar nuevos mínimos - Ibex 35 en los 11.660 puntos y Dow Jones en los 10.725 puntos- ya que mientras no lleguen, “no podrán tirar hacia arriba. Panorama negativo en los mercados, que se traslada a las compañías que los componen. A pesar de que Ryanair podría comprar el aeropuerto de Standsted (gestionado por BAA) y del repunte que experimenta hoy, Bolinches advierte de que “Ferrovial es un valor que ha estado muy penalizado” y que no ve más allá de los 39 euros. Pesa más el sector en el que se encuentra que la noticia positiva pues “hay mucho riesgo para poco beneficio”. Y escaso beneficio será del que también presumirá Iberia. Su fusión con British Airways “era la crónica de una operación anunciada” y son movimientos “que se fraguan a largo plazo”. El director de Bolsacash cree que en la compañía “está todo hecho y los coletazos de subida responden a la caída que experimenta el barril de crudo”. El sector bancario sería otro de los que no visitaría Bolinches. A cuenta de los resultados de Royal Bank Of Scotland se mantendría “lejos y a mucha distancia del sector” pues “es increíble ver cómo festejan con subidas pérdidas de más del 60%”. La recomendación pasa por “estar muy lejos” porque la última palabra no está dicha.