La semana pasada en el BCE se dio un respiro con el mensaje de los tipos de interés bajos que van a continuar y con la continuidad del saneamiento de la banca de Italia es un modo de relajar al mercado.
 
Esperamos que la Fed al menos suba dos veces los tipos de interés en Estados Unidos. Una subida del precio del petróleo siempre es positiva para las empresas productoras. Esto es positivo de cara a los precios y de cara a las empresas petrolíferas.

Otra cuestión es que tenga un impacto negativo. Lo que esperamos es que el petróleo se estabilice porque en la demanda no tenemos esos indicios de que haya esa subida.

Lo de la semana pasada fue un movimiento muy fuerte por un corto periodo de tiempo al quitarse incertidumbre del sector financiero italiano, en ese sentido movimientos fuertes no podemos esperar.

Hay que estar muy atentos, tener mucha precaución y tener en cuenta que el año que viene vamos a tener tipos al alza principalmente en Estados Unidos. El año que viene tendremos incertidumbres políticas por diferentes procesos electorales.

Declaraciones a Radio Intereconomía