Establecemos el próximo suelo en los 12.800 puntos para el Ibex puesto que hay que tener en cuenta que la subida ha sido muy amplia y rápida. Por tanto, hay que mantener la prudencia aunque la corrección técnica será de corto y precederá a nuevas y significativas subidas, de hasta el 11 ó 12%, en los próximos meses.
Todos miramos hacia las fuertes caídas de las bolsas europeas y también hacia las norteamericanas. Hay que ver si la presente corrección ha culminado o va a continuar. No obstante, está claro que el mercado está sólido a pesar de ser susceptible a correcciones. Ahora estamos inquietos por los datos de inflación en EEUU, y más si tenemos en cuenta el repunte de los precios industriales de ayer tras la que el mercado espera hoy una ligera moderación. Aún así, el riesgo de que rompa al alza la inflación subyacente, que ya está en el 3%, sigue ahí, y es llamativo que a pesar de ello la FED mantenga a medio- largo plazo la idea de reducirla al 2%.