Las ventas de videojuegos y consolas en España durante 2008 se vieron afectadas por la crisis, lo que provocó que se repitieran las cifras obtenidas por el sector en 2007, cuando su facturación alcanzó los 1.454 millones de euros y aumentó un 50 por ciento respecto a 2006. Según dijeron a EFE desde la Asociación Española de Distribuidores de Software de Entretenimiento (Adese), las cifras no están totalmente cerradas, pero las previsiones apuntan a que las ventas han sido muy parecidas a las de 2007, por debajo de las previsiones de crecimiento de alrededor del 16 por ciento que apuntó su secretario general, Carlos Iglesias, el pasado mes de noviembre.
No obstante, desde Adese consideran "positivo" el saldo final del año dada la crisis económica, a la que se ha sumado la ausencia de grandes novedades, al contrario de lo que ocurrió en 2006 con el lanzamiento de la Wii o el año pasado con la PlayStation3.

Así y pese a las previsiones iniciales de la patronal, la campaña navideña, donde se concentran alrededor del 40 por ciento del total de las ventas del año, no ha servido para poder cerrar el año con más facturación, aunque sí para mantenerla.

La Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (Adese) agrupa más del 90 por ciento del sector del videojuego.