“Este va a ser un año muy bueno para los activos de riesgo, con bolsas que podrían experimentar subidas cercanas al 15%”.


Europa, aunque es el mercado que mejor lo está haciendo y hay razones para ello (reestructuración, regulación, previsiones de resultados-….), me sigue asustando que la crisis del euro no está solucionada. Puede estar habiendo un exceso de complacencia, como ya avanza la prensa extrajera. No estamos en una marcha atrás, pero tampoco marcha adelante”.

Como alternativa, “me gustan los mercados emergentes, como Turquía, o Japón y EEUU. Ahora que el dólar está cayendo, es un buen momento para tomar riesgo en dólares”.
“Japón me gusta porque sabe que puede y debe tomar todas las medidas necesarias para reactivar la economía. Los movimientos en el dólar-yen actuales, si estuviéramos en un momento de crecimiento, crearía tensiones, pero ahora son positivos para activar su competitividad”.

EEUU sigue defendiendo al dólar como moneda reserva. El detonante de la mejora de los mercados lo encontramos en las negociaciones del fiscal cliff, aunque tenga que renegociarse. Sobre todo se ha beneficiado el mercado europeo. El problema es si Europa puede vivir con un potencial de inestabilidad y una moneda que está en los niveles más altos de varios años”.

“Los grandes vencimientos del Tesoro español son en abril y, aunque tiene un colchón importante, tiene que seguir emitiendo. El Tesoro necesita captar entre 215.000-230.000 millones, a lo que hay que sumarle la financiación de los bancos y de las comunidades autónomas”.

Declaraciones a Radio Intereconomía