Estamos en una sesión que se preveía que podría abrir al alza pero que todavía encuentra los problemas de los últimos días por la recesión que se avecina. Un poco lo que pasaba en las sesiones anteriores vuelve a afectar a los mercados. Hay mucha plusvalía acumulada y por eso las caídas son mucho más bruscas. En este momento si hay plusvalías tampoco sería malo aprovechar los rebotes porque el mercado puede seguir bajando e incluso hay quien dice que, por análisis técnico, podríamos buscar los 13.500 puntos. Sería bueno aligerar la cartera, quien lo haya hecho bienvenido, y ahora que está presente el nerviosismo es cuando más calma hay que tener.