Los perros del Dow Jones es el término con el que se designa a las acciones que no lo han hecho bien en bolsa y que tienen una rentabilidad por dividendo superior a la del mercado. El inversor que ha popularizado este término explica por qué valores apuesta en este nuevo año.
 

Michael B. O’Higgins, presidente de la firma de gestión que lleva su propio nombre, hizo popular esta estrategia a principios de la década de 1990, cuando publicó el libro “beating the Dow” –batiendo al Dow-.

La estrategia consiste en apostar por valores que lo hayan hecho más el año anterior el primer día de cada ejercicio y mantenerlo durante los doce meses siguientes.  Según esta estrategia la cuestión no es solo apostar por el incremento de la cotización, sino que hay que optar por la rentabilidad por dividendo.

En 2016 optó por nombres como Caterpillar y por Chevron y la estrategia no le ha salido nada mal.

 

 

caterpillar y chevron

 


Hace solo unos días concedió una entrevista a la CNBC en la que apuntaba que este año las compañías por las que apostaba eran Verizon, Pfizer,Merck, Cisco y Coca-Cola. Cada una de ellas tiene una rentabilidad por dividendo de alrededor de un 3%, aunque en este caso, Verizon llega a alcanzar el 4,33%, más del doble que el S&P 500 en su conjunto.

Con todo, el experto no es muy optimista con la renta variable en el año que acaba de comenzar. El experto asegura que “la estrategia ha batido al Dow Jones durante los últimos siete años de forma consecutiva, la mayor racha de la historia. Dado el hecho de que los árboles no crecen desde el cielo, diría que hay opciones de que ni la bolsa, ni los perros del Dow lo hagan bien en el corto plazo”.

En cualquier caso, O’Higgins afirma que el seguirá con la estrategia también este ejercicio.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
¿Tiene sentido apostar por el peor valor del año anterior?