Según los datos publicados por la institución monetaria, desde que se pusiera en marcha el programa de compras en la Unión Europea el Banco Central Europeo ha empleado hasta 160.000 millones de euros en la compra de bonos gubernamentales españoles. Se trata de la cuarta región con más presencia en dicho programa.
 
De esta manera, la española no entraría en el podio de deuda soberana más comprada por parte del  BCE con fecha 31 de enero. Estaría por detrás de Alemania (321.653 millones), Francia (255.107 millones) e Italia (221.907 millones). El organismo que dirige Mario Draghi empleó durante enero hasta un total de 8.789 millones de euros a la compra de bonos españoles, lo cual supone un 32% superior a la del mes anterior e incrementa a 159.122 millones la deuda pública española adquirida por el banco central desde el lanzamiento en marzo de 2015 de su programa de adquisición de activos públicos.

Así pues, la deuda española se colocaba en la cuarta deuda soberana que poseía mayor grado de presencia en la cartera del BCE el pasado mes de enero, en línea con las previsiones en función de la clave de capital correspondiente a cada uno de los países. (Ver: “Después de las elecciones de Francia probablemente el BCE reduzca más el QE”)

En el otro extremo se encuentran los socios del euro con menor presencia en la cartera de deuda adquirida entre marzo de 2015 y enero de 2017 por el banco central de la eurozona fueron Estonia, con un total de 65 millones, por delante de Chipre, con 248 millones, y de Malta, con un total de 836 millones.

De este modo, el desglose de las compras del BCE confirma que sólo Grecia se mantiene al margen del programa de expansión cuantitativa puesto en marcha por la institución en marzo de 2015.

Tambén, el Banco Central Europeo informó que la deuda de España comprada en el escenario de este programa QE cuenta con un plazo de vencimiento medio de 9,13 años, frente a los 9,27 años del mes anterior, lo que convierte a la española en la quinta con mayor tiempo de vencimiento y algo por encima que la media de 8,30 años de la deuda adquirida bajo este QE.

La deuda de Malta, con 11,52 años, por delante de la de Bélgica, con 10,11 años, así como la de Portugal, con 9,37 años, y la de Austria, con 9,26 años, tienen una vida media superior al plazo de vencimiento medio ponderado de la deuda española en cartera del BCE a 31 de enero.

Sin embargo, la deuda con menor vencimiento medio ponderado adquirida en el marco del PSPP corresponde a Estonia (1,46 años), seguida de la de Chipre (4,76 años) y la de Luxemburgo (5,39 años).

En su conjunto, el BCE invirtió en enero un total de 71.362 millones de euros en deuda pública de la zona euro, una cifra un 29,6% superior a la de diciembre, alcanzando así un importe agregado de 1,344 billones de euros desde marzo de 2015, que baja a 1,325 billones tras amortizaciones.