El mercado viene en una semana en la que vienen pocas referencias macroeconómicas. El fondo es positivo después de los últimos datos de Estados Unidos. Va a hablar inflaciones al alza por factores puntuales en España y Estados Unidos. Los resultados empresariales son buenos y el principal factor de dudas vienen de Estados Unidos y con el dólar.
 
Una de las patas de EEUU es evitar un dólar demasiado fuerte. Esto hace pensar que siguen pensando que seguirán las políticas de tipos bajos.

El BCE no va a hacer cambios próximamente. Después del verano y las elecciones de Francia probablemente anuncie que el ritmo de las compras sea inferior. No espero cambios en las políticas de tipos de interés.

Declaraciones a Radio Intereconomía