Caja Madrid se convierte de esta manera en la primera entidad bancaria española que distribuye un hegde fund en sus sucursales. El fondo, denominado Caja Madrid Selección Inversión Libre, coloca su cartera en unos veinte hedge fund de todo el mundo y la inversión mínima son 100 euros. Desde la entidad consideran que estos productos formarán una parte importante de la cartera de sus clientes porque el 70% de los españoles busca rentabilidad absoluta. No obstante, recomiendan que se use como parte de la inversión en renta fija y no como sustitutivo de la bolsa. Caja Madrid pretende gestionar más de 60 millones de euros, tener en cartera treinta y cinco hegde fund y tomar más riesgos con este producto que con los comercializados hasta ahora por la caja. El fondo pretende alcanzar una rentabilidad de Euríbor a tres meses más 500 puntos básicos con una volatilidad del 3%.