El autor de este artículo recomienda las tesis de inversión de Dave Forest, el director de inversión de Scarcity & Real Wealth y experto en materias primas, al que compara con el aventurero de Hollywood.
Jimmy Butts dice que, a diferencia con otros expertos que se dedican a analizar datos detrás de una mesa, “Forest vive y respira los mercados. Los comprende por dentro y por fuera”.

Explica que en noviembre advirtió a sus lectores sobre una minera junior que en menos de tres meses había logrado subir en bolsa casi un 40%. Además, explica que en las últimas semanas Dave Forest ha sido muy alcista con respecto al oro.

Butts afirma que hay que seguir la evolución de las empresas relacionadas con las materias primas. Por eso sugiere seguir el S&P TSX Venture Index, que sigue a centenares de pequeñas compañías relacionadas con la energía y mineras y desde sus máximos de 2011 el selectivo cae alrededor de un 70%. “La última vez que estas compañías fueron tan poco queridas fue después de la crisis financiera, cuando nadie quería invertir en materias primas”, apunta el experto.

índice


El analista recuerda la frase de Rothschild “el momento para comprar es cuando hay sangre en las calles”, y en su opinión el momento es ahora. La naturaleza del mercado de materias primas “lo hace difícil de navegar, pero si puede encontrar las compañías adecuadas usted puede hacer el doble, incluso el triple con su dinero en un corto periodo de tiempo”, asegura Butts.

El analista asegura que, en su opinión, el mercado no va a caer mucho más. “Pueden ver en el gráfico que la última vez que tocamos este nivel fue en 2009, las acciones cayeron un poco más, para subir luego más de un 240% los dos años siguientes”, explica.

histórico del índice


Butts cree que no habrá muchas más caídas por varias razones. Por un lado “las preocupaciones sobre el comportamiento de la economía americana y un largo mercado alcista en el país ha generado nerviosismo entre los inversores. Cuando entran en este estado suelen acudir en busca de activos refugio como treasuries y oro”, asegura. Recuerda que el oro sube más de un 10% y la plata un 16% en lo que va de año.

Evolución del oro


“Si el oro sube hasta los niveles de 2011, hasta los 1.900 dólares la onza entonces podríamos conseguir subidas similares entre las pequeñas miras, tal y como ocurrió la última vez en la que el sentimiento fue tan negativo y el S&P/TSX Venture Index estaba tan bajo.

“Mi visión es que el oro parece haber alcanzado un punto de inflexión. Lo opinamos así Dave Forest, yo y muchos otros expertos”, advierte el analista.

Si quiere recibir alertas cuando el precio del oro cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.