El gurú avisa que sí que el año que viene será interesante para hacer compras en Wall Street, aunque habrá que tener cuidado con el aumento de la volatilidad.
Un crecimiento global lento en realidad podría ser beneficioso para la economía de Estados Unidos, en base a las últimas declaraciones de Bob Doll, estratega jefe de renta variable en Nuveen Asset Management.

El debilitamiento de la actividad económica internacional significaría el beneficio de precios de las materias primas y los tipos de interés cercanos a cero. "Eso más que compensa la debilidad que viene porque no podemos exportar más”, explica el experto sobre la el entorno que envuelve a los mercados.

Pero eso nada detendrá a la Reserva Federal a subir los tipos de interés a mediados de 2015, según las predicciones del experto. En su opinión, el hecho de que la economía estadounidense esté “en camino de crecer a un 3% este año” no va de la mano “con las políticas de interés del cero por ciento actuales de la Reserva Federal”.

"Tenemos el PIB nominal en los Estados Unidos cercano al 5% y casi el 2%, lo cual no es consistente con los tipos de interés a corto plazo”, argumenta Doll. "Llegamos a cero porque teníamos una emergencia, pero esa emergencia ya ha pasado…”, asegura el analista, advirtiendo de que el escenario podría cambiar rápidamente.

Así, Doll espera que el mercado de valores suba de nuevo en 2015, pero cree que el continuo aumento “estará acompañado por una mayor volatilidad”.

"No hay nada como la liquidez para mantener las cosas en movimiento al alza”, destaca. “Poco a poco, empezando por la Fed y el Reino Unido, estamos eliminando esa liquidez, y eso sólo va a crear un juego normal de volatilidad", apunta. Por último, Doll también estima algunas consecuencias de la caída de los precios del petróleo.