Almirall se convierte en el valor más penalizado del mercado español este lunes después de presentar sus cuentas del ejercicio 2016, un año en el que sus beneficios disminuyeron un casi un 43%, aunque los ingresos aumentaron un 11,7%.

Almirall ha decepcionado al mercado con sus cuentas de 2016 al reconocer que dejó de ganar un 42,7% hasta los 75,5 millones. Hay que tener en cuenta que los resultados en el sector biotecnológico se presentan a modo de dientes de sierra, es decir, que los ejercicios en los que se otorga una licencia son ejercicios con un elevado resultado positivo, por el contrario, los ejercicios de inversión no recogen ese tipo de ingresos, con lo que al no capitalizarse la totalidad de recursos destinados al negocio, acostumbran a reconocerse pérdidas.
 
De hecho, tanto en ingresos (+13% a 94,9 millones) como en ventas  (+11,6% a 764,4 millones) y ebitda (+11,6% a 227.6 millones ) Almirall ha cumplido con los pronósticos de su plan estratégico.
 
Pero a los inversores hay algo que no les ha gustado. El valor cae con fuerza, marcando mínimos intradiarios en los 14,96 euros, lo que supone una caída máxima de casi el 5%. Esto le ha llevado a perforar el soporte de los 15,50 euros marcado por el retroceso de Fibonacci del 50%. Este nivel había sido superado a mediados de mes y, pese a que el precio no se había despegado mucho, lo había logrado consolidar hasta hoy. Ahora, por abajo Almirall cuenta con soporte en los 14,70 euros, que son el 38,2% de Fibonacci.