Apenas una semana después de conocer su fuerte puja por entrar en Aena, ahora George Soros ha dado una e las mayores órdenes en la OPV de Saeta Yield, la filial de activos renovables de ACS. 

Viendo la cotización de Aena en los dos primeros días de negociación de Aena, no extraña que ahora el multimillonario George Soros haya querido participar en la salida a bolsa de Saeta Yield. La subida del 18% que ha experimentado el gestor aeroportuario en estos dos días le ha generado un beneficio de 18 millones sobre los 100 millones que finalmente se le adjudicaron (desde los 400 millones que había solicitado previamente)

Ahora parece que quiere hacer la misma operación con la filial de renovables de ACS al lanzar una de las órdenes de compra principales. Una entrada que no sólo es una apuesta por España sino que también por el nuevo marco regulatorio aprobado por el Gobierno tras la reforma energética, también en renovables. Pero es que además, Soros se ha fijado en la única energética que tiene ingresos recurrentes que permiten recibir caja de forma periódica y predecible.

El hecho de que se trata de un activo nuevo y menos líquido justifica que finalmente se haya decidido fijar el precio de la salida a bolsa en los 10.45 euros, el mínimo del tramo. La oferta se ha sobresuscrito dos veces, lo que es un éxito porque se trata de un activo nuevo en Europa, señalan fuentes financieras citadas por Expansión.

La entrada de Soros en Saeta es la última entrada después de que en 2013 desembarcara en FCC para posteriormente dirigirse a Bankia o Endesa. Dentro del sector financiero, también ha participado en Liberbank y la ampliación del Santander, donde se hizo con 500 millones.