Al 80% de los riojanos les gusta ir de compras, tanto a las tiendas de alimentación como al resto, mientras que a más del 43% de los cántabros les aburre ir a este tipo de establecimientos. Estos son algunos de los datos del Estudio de Distribución y Consumo sobre servicios comerciales y hábitos de compra de Mercasa, que detalla que, con carácter general, el acto de la compra es una actividad que entretiene a la mayoría de los compradores. Los resultados indican que las compras de alimentación divierten más que las del resto de productos.
Un 72,7% de los consumidores manifiesta que realizar las compras de alimentación es una actividad que les entretiene, mientras que este porcentaje desciende al 66,7 cuando se pregunta por las compras de no alimentación. Por sexo, los resultados son bastante homogéneos en el caso de las compras de alimentación (al 72,9%% de los hombres les entretiene y al 72,4 de las mujeres, mientras que las compras de no alimentación gustan bastante más a las mujeres que a los hombres, un 71,9 frente a un 61,4%. Por comunidades autónomas y tras La Rioja el estudio apunta a que las compras de alimentación son las preferidas en la Comunidad Valenciana y en Aragón, mientras que las compras en las tiendas que no son de alimentación son las que prefieren en Castilla y León y Andalucía. Por el contrario, supone un mayor aburrimiento comprar productos alimenticios para los cántabros, navarros, madrileños y castellanoleoneses. A casi la mitad de los cántabros tampoco les gusta ir a otro tipo de tiendas, que tampoco es la diversión preferida de algo más del 40% de los asturianos y madrileños.