David Hawa, especialista de renta fija de Robeco, explica cómo se encuentra en estos momentos el mercado de renta fija y dónde se encuentran las principales oportunidades de inversión.
 
El mercado ha sufrido muchos cambios con la victoria de Donald Trump. ¿Cómo valora estos movimientos?

Se observa una tendencia en donde la política monetaria, enfocada a estimular la recuperación económica, se modifica ahora para favorecer el estímulo fiscal. Esto significa que nos encontramos en la última fase del ciclo alcista norteamericano, nos acercamos a su final y por ello se están reduciendo los márgenes. Un estímulo fiscal con reducción de los impuestos a las empresas de un 15% generará una liquidez que se trasladará hacia las infraestructuras, lo que supondrá un probable repunte de la inflación.  Por lo tanto, la volatilidad que hemos experimentado con los bonos gubernamentales están reflejando esa preocupación de que podamos ver mayores niveles de inflación próximamente.

¿Piensa que se podría invertir en Treasuries americanos con la previsible subida de tipos de interés de la Fed y las políticas futuras monetarias dentro de Estados Unidos?

Toda la atención del mercado está ahora en los planes de futuro de la política fiscal, y diría que es demasiado pronto para entrar en el mercado de bonos del tesoro norteamericano, por lo menos hasta que no tengamos una idea muy clara de lo que va a ocurrir. Si se produce un giro de la política monetaria actual, con los bancos centrales manteniendo bajos los tipos, hacia una política fiscal con estímulos más agresivos para activar la economía, esto podría, como he señalado, facilitar un incremento de la inflación en el futuro. Sería una señal para que la Fed hiciera algo al respecto con su política monetaria. Actualmente el mercado espera una única subida de tipos. Sin embargo, mirando a la implementación de la política fiscal, si ésta generase mayores tasas de crecimiento de la economía, y una mayor inflación, entonces sí que veríamos la posibilidad de más subidas de tipos desde la Fed. Habrá una subida, seguro, en diciembre, y sería probable dos más en 2017. En definitiva, y respondiendo a su cuestión, es todavía demasiado pronto para entrar en el mercado de bonos del tesoro norteamericano, ya que es previsible obtener un mayor yield a medio plazo.

¿Dónde están viendo ahora mismo las principales oportunidades dentro de la renta fija global?

En el momento actual y dentro de la renta fija global nos quedaríamos fuera de los bonos del tesoro por el momento. Como he explicado, existe la posibilidad de futuras subidas de tipos, y el potencial de mayores yield está ahí.

Existe una diferencia entre EE.UU., Europa y Asia ya que, si observamos donde nos encontramos en términos de ciclo económico, en Europa todavía no hay unos niveles de inflación altos, y si analizamos lo que el señor Draghi y el BCE están haciendo con su programa de flexibilización cuantitativa, está todavía lejana una subida de tipos. Dicho esto, el “momento” es favorable a los bonos del tesoro alemán y el resto de bonos en Europa debido a lo que ocurre con los bonos del tesoro norteamericano.

Ahora estaríamos fuera de los bonos del tesoro y buscaríamos oportunidades en sectores específicos que se benefician de altos tipos de interés. Uno de estos sectores es el financiero, la banca. Como es sabido en 2016 la banca y los seguros han sufrido bastante por el estrechamiento de sus márgenes operativos en un entorno de bajos tipos de interés. Sin embargo, esto podría cambiar con un incremento de tipos, que beneficiarían a la banca y las compañías de seguros. Estamos positivos en la inversión en subordinados financieros y lo vemos como una oportunidad por el muy posible incremento de tipos en 2017.

¿Dónde ve las principales oportunidades dentro del high yield?

Creemos en una estrategia global de high yield porque te aporta una mayor diversidad. No creemos en invertir solo en high yield europeo o americano. En primer lugar y como gestores de inversión en renta fija preferimos enfocarnos en una estrategia global que nos abra un mayor número de oportunidades en donde el gestor pueda elegir, tanto en el mercado de high yield norteamericano como el europeo. Por otra parte, actualmente observamos mejores oportunidades en el mercado europeo de high yield debido a que la actividad de fusiones y adquisiciones en los EEUU es mayor. Esto significa que los niveles de endeudamiento corporativo han aumentado en relación con Europa, así que como inversores de renta fija que somos el estado de la cuenta de resultados es fundamental para nosotros y creemos que el high yield europeo ofrece mejores oportunidades desde un punto vista de oportunidades de riesgo de crédito.  

Específicamente, ¿en qué países ve más valor dentro de la renta fija?

Creemos que es bueno mantener una estrategia flexible en este punto. Como bien sabe, en los últimos días la volatilidad ha aumentado y debemos mantener nuestra atención en la evolución de los diferenciales y, especialmente cuando hablamos de renta fija, hacer una adecuada selección y saber dónde se encuentran las oportunidades. Como dije anteriormente, en términos de high yield vemos más oportunidades en Europa, pero esto podría cambiar, y el disponer de una estrategia flexible cuando se invierte en renta fija nos permitirá detectar las oportunidades y la volatilidad en la renta fija. Necesitamos confirmar que el cuadro macro ha cambiado desde un estímulo monetario hacia un estímulo fiscal. Tenemos que definir el entorno de crédito y, en base a ello, hacer la distribución de la cartera según países. Si se invierte en high yield europeo hay sectores interesantes, como el financiero y la construcción. En el mercado de EEUU miraríamos a aquellos sectores donde el consumidor se beneficiará y, si subiesen los tipos, también a aquellas empresas con altos niveles de deuda, donde el coste del servicio de la deuda podría ser interesante.

¿Dónde puede invertir un inversor con un perfil defensivo en este entorno que estamos describiendo?

Un inversor defensivo quiere estar en bonos del tesoro, ya que no tienes el riesgo de crédito. Pero dicho esto, y si se modifica el actual entorno y los tipos suben, entonces los bonos del tesoro no es el sitio adecuado. Para una estrategia defensiva se puede estar en fondos que tengan una estrategia flexible, dentro de los mercados de crédito, mirando oportunidades en inversiones de alta calidad, por ejemplo invirtiendo en high yield, crédito emergente, o subordinados financieros, pero con la suficiente flexibilidad para entrar y salir según aparezcan las oportunidades, que es donde un gestor de fondos aporta todo su valor, identificando lo que conocemos como las ineficiencias de los mercados de crédito.