Sara Carbonell, responsable de ventas institucionales de CMC Markets, ve al barril de Brent en los 74 dólares, apunta a una depreciación del euro en los 1,15 dólares y señala que 2018 puede ser un gran año para Repsol.

Morgan Stanley advierte que Wall Street está en la etapa final del mercado alcista. ¿Cómo lo véis desde CMC Markets?

No lo tengo tan claro porque llevamos diciendo eso siete u ocho años, desde marzo de 2009. Creo que le puede quedar recorrido al menos durante el primer semestre, lo que sí puede darse es un cambio de tendencia o freno de estas alzas a través de la reforma fiscal. Todo ese dinero que va a dejar de ingresar el Estado, puede suponer que el mercado demande mayor rentabilidad al bono americano. Si esto ocurre, además vendrá de subidas de tipos, se moverán capitales que ahora estan en renta variable hacia la renta fija estadounidense. Caerá el precio de la deuda también, atención a la burbuja que llevamos tiempo avisando tanto en Europa como en EEUU. Aún así, la reforma fiscal puede hacer que los beneficios empresariales incrementen y que se reactive la economía de EEUU lo que beneficia a la bolsa. Por tanto, no tengo tan claro que el ciclo este apunto de acabar al menos en los próximos seis meses.

Como decíamos la actualidad de los mercados pasa por los máximos del Brent desde mayo de 2015. ¿En qué niveles lo ve?

Toda la caída que se produjo en 2014, si recupera un 38,2% en términos de Fibonacci deja al Brent en 70 dólares y si ahora va al siguiente nivel que estaríamos hablando del 50% dejarán al Brent en 74 dólares por barril y niveles de 69 dólares en el West Texas, que creo que pueden ser niveles alcanzables. El pacto de reducción del crudo de la OPEP está vigente, hay mucha inestabilidad en Irán, crisis en Venezuela, mientras que el resto de países aseguran que no van a producir más crudo mientras siga en vigor el acuerdo. Lo único que contrarresta esto es el exceso de producción que se prevé en EEUU, diez millones de barriles diarios, precisamente por el esquisto que es lo que produjo la caída de los precios en 2014. Aún con esto, creo que se van a alcanzar los 74 dólares en el Brent y los 69 para el West Texas.

El cruce del euro-dólar también marca el arranque del año en los mercados. ¿Ven una depreciación importante de la divisa europea en el corto-medio plazo?

Esto es más difícil de predecir, porque el mercado de divisas es muy complicado y hay argumentos que apuntan en una dirección y en la contraria. La renta variable europea todo apunta que va a hacer un buen año, hay muchos ingredientes para que las empresas europeas experimenten alzas en bolsa y esto lo que podría hacer es que haya más compras de euros para poder acceder a los mercados europeos y con ello apreciaciones de la divisa común. Pero creo lo contrario, con la reforma fiscal los bonos americanos van a aumentar su rentabilidad y por tanto se van a producir mayor compra de dólares. Además, los niveles en los que se mueve el euro son demasiado altos y la tendencia será ver al euro en niveles de 1,15 dólares, que es algo positivo para las empresas exportadoras.

El Ibex 35 se sitúa por encima de los 10.400 puntos, ¿está cerca de romper resistencias o aún le queda mucho recorrido?

Creo que le queda recorrido todavía. Por Fibonacci toda la caída que se inició en octubre en el Ibex supone un retroceso del 61,8% y se dirige a retroceder el 100%, es decir, a volver a esos niveles de octubre por lo que estaríamos hablando de los 10.600 puntos, algo que no es nada descabellado. Es un nivel de resistencia, es importante pero lo puede superar. El escollo que teníamos en España era el tema catalán, algo que según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) es algo que preocupa cada vez menos a los españoles, creo que es una situación que se va a controlar y además las empresas van a empujar al índice.

En las pocas sesiones que llevamos de 2018 destaca el comportamiento de ArcelorMittal y Repsol también se aprovecha del momento del petróleo. ¿Le parecen interesantes estos dos valores?

Me parecen interesantes los dos, aunque me quedo con Repsol. Muchas casas de análisis le dan como precio objetivo los 18 euros, acaba de encontrar un yacimiento en Noruega y desde un punto de vista de gestión lo hace muy bien. El plan estratégico de 2016-2020 está pensado para un petróleo en 50 dólares y fijate en que precios estamos… El entorno es mucho más favorable, creo que a Repsol 2018 le puede ir bastante bien.

En el caso de ArcelorMittal hemos visto muy buenos resultados empresariales hasta septiembre, incremento de ebitda (resultado bruto de explotación), incremento de ventas, la demanda de acero se está incrementando… Lo que pasa es que el sector del acero es más volátil que el petróleo, por lo que hay que ser más cauto. Dentro del sector hay compañías con ratios precio beneficio (PER) muy altos, como es el caso de Acerinox.

En el sector financiero Banco Sabadell y CaixaBank también se apuntan subidas. ¿Ve niveles de entrada?

Con estos dos valores creo que hay que ser más prudente. Desde un punto de vista macroeconómico y fundamental este año los bancos lo puede hacer bien, se está haciendo una buena gestión… Está bajando la morosidad, incremento del margen de intereses, pero tiene más riesgo que otros sectores, tiene volatilidad, tenemos que ver que pasa con los tipos de interés. Creo que depende del nivel de riesgo del inversor, es verdad que han experimentado alzas pero desde el punto de vista técnico, la tendencia no es limpia. Por PER el banco que más me gusta ahora mismo es Santander, CaixaBank y Sabadell también lo está haciendo muy bien.