Especialista en uno de los sectores calientes del mercado, con Patrick Lemmens, vicepresidente y gestor de Robeco, hablamos sobre las oportunidades en esta industria, así como de su futuro y previsiones…

El ciclo de los tipos parece girar al alza y la mejora macro es evidente, los bancos han sido los primeros en beneficiarse de este cambio, ¿es tarde ya para apostar por el sector?

Sí, creo que todavía es una buena oportunidad, ya que la subida de tipos de interés, tanto a medio como a largo plazo, sigue pendiente. Los tipos todavía permanecen muy bajos, y espero que, sobre todo los de largo plazo, suban rápidamente. Esto nos ofrecerá oportunidades para tomar posiciones en compañías aseguradoras de vida, aunque no en bancos todavía. Con respecto a Europa tenemos pendiente ver una subida de los tipos a corto, y creo que esto llevará todavía un tiempo. Pero, claramente, estamos en el momento inicial para invertir en el sector financiero.

Solventada la cuestión de Banco Popular, ¿cuál es su visión sobre el sector financiero español?

Creemos que el entorno de la economía española debe mejorar, y si esto ocurre, como es el caso de Irlanda, el sector bancario español se presenta muy interesante, pero necesitamos ver que aumenta la velocidad del crecimiento económico. Dada esta circunstancia veríamos con muy buenos ojos la oportunidad de invertir en bancos españoles. Por supuesto, la tasa de desempleo juvenil debería bajar con el crecimiento económico, y creo que va a ocurrir, pero llevará algún tiempo.

Vea también: "Dentro del Ibex 35 me quedo con ACS y con Bankinter"

¿Qué impacto cree que tiene la entrada en escena de Bruselas en Banco Popular?

Mi impresión es que se ha resuelto bien, lo que demuestra que el sistema de resolución bancaria europeo funciona. Si hay un banco en problemas, el sistema de resolución bancaria lo soluciona. Esto es importante, ya que ha hecho que la gente sea más optimista a este respecto al ver que el sistema bancario europeo está sano de nuevo. Si hay bancos con problemas, tenemos las herramientas para solucionarlo; esto es algo muy positivo.

¿Ve oportunidades en el sector financiero?

Por supuesto. Nuestro fondo Robeco New World Financials invierte básicamente en base a tres tendencias. En primer lugar, vemos que hay un envejecimiento general de la población. Las personas tienen que empezar a ahorrar antes para asegurar que van a tener una calidad de vida adecuada cuando alcancen la jubilación, esta es una gran tendencia, por lo que invertimos en aseguradoras, en aseguradoras de vida, y en gestoras de private equity.

Otra gran tendencia que seguimos de cerca son las finanzas emergentes. Una gran clase media está emergiendo de forma muy rápida en Asia. Se trata de una tendencia que consideramos muy potente y en la cual estamos invirtiendo. Y una tercera tendencia, quizás la más importante, es la denominada “finanzas tecnológicas” o “fintech”.

La banca necesita invertir en tecnología, y también en el sistema de pagos, que a su vez también es una tendencia. Hemos pasado de pagar en “efectivo” a pagar con “tarjetas”, y de las tarjetas hemos avanzado hacia el pago “electrónico”. Así que estas son nuestras tres grandes tendencias y el rendimiento obtenido este año ha sido muy bueno, y por supuesto creemos que continuará.

Vea también: "Todo está parado y la razón está en la creciente oferta monetaria de los bancos centrales. El inversor piensa que el QE es eterno”

La banca es una de las industrias más afectadas por la disrupción tecnológica, ¿por dónde pasa su futuro si quieren ser rentables y sobrevivir?

La banca tiene ante sí una importante decisión que tomar. Debe decidir si quiere seguir siendo una banca tradicional, o facilitar las soluciones que sus clientes les demandan. Para lograrlo necesitan tener toda la tecnología disponible a su alcance, y en orden, para tener la capacidad de trabajar de forma conjunta con “fintech” y todas las empresas que ofrecen en este campo un abanico de soluciones completas. No creo que haya muchos bancos que puedan llevar a cabo este proceso en su totalidad.

Por lo tanto, una alternativa para algunos bancos podría ser convertirse en una especie de intermediario que mueve los depósitos, que mueve el dinero, y para ello no necesitan un gran equipo de ventas, al contrario, es una operativa de costes bajos, que te permite tener suficiente capital, ganar dinero y hasta pagar dividendos. Sin embargo, creemos que las mayores oportunidades están en la involucración de los bancos en la operativa de “fintech”, ser un líder tecnológico.

Y realmente va a ser muy interesante, ya que empresas tecnológicas, como Amazon, o Google, podrían decidir entrar en el negocio y ofrecer más servicios bancarios.

Nosotros aprovechamos esta situación con nuestro fondo invirtiendo directamente en tecnología, y también haciéndolo en bancos y aseguradoras que están haciendo las cosas en la dirección adecuada y liderando esta transición.

Vea también: Dos acciones del Ibex 35 para buscar un rebote