Tesla estaría a punto de desvelar uno de los principales enigmas que penden sobre la evolución de su negocio y, además, de sus acciones.
Hoy Forbes publica en un artículo que Tesla podría publicar el próximo jueves con la presentación de sus cuentas trimestrales el inicio de la construcción de su gigafactory de baterías de litio. (Ver artículo en Forbes)

El artículo cita dos indicios. Por un lado, ayer Nikkey Asian Review publicaba que Tesla y su socio Panasonic habían alcanzado un acuerdo por el que la compañía japonesa invertiría entre 200 y 300 millones de dólares en el inicio de la planta. Además, asumiría la responsabilidad de equiparla con maquinaria. La inversión total de Panasonic en la fábrica podría llegar a los 1.000 millones de dólares.

La participación de Panasonic se daba por hecho, entre otras cosas porque la empresa nipona es socia del fabricante de coches eléctricos que preside Elon Musk. En total, la planta requerirá una inversión de 5.000 millones de dólares.

Sin embargo, en marzo de este año la compañía japonesa anunció que aún tenía que estudiar su participación en el proyecto. Posteriormente las dos empresas comunicaron que habían firmado una carta de intenciones. Sin más. Hay que tener en cuenta que hasta este momento Panasonic fabrica las baterías de los coches de Tesla. La novedad hoy es que los detalles de esta colaboración ya se habrían cerrado.

Los expertos apuntan que entre otras cosas, la “gigafactory” va a permitir a Tesla elevar de forma exponencial el número de coches que fabrica cada año desde unos 20.000 en 2013 a 500.000 en el año. Y no sólo eso, esta planta podría generar oportunidades en otros sectores relacionados con la energía.

Con la participación de Panasonic, los expertos apuntan que la construcción de la planta podría iniciarse este mismo año y que podría estar lista en el año 2017.

Además, algunos medios apuntan a que el lugar elegido para la construcción de la planta podría ser Nevada. Forbes publica que Bob Tregilus de “Transport Evolved” –que fue quien habló inicialmente de este lugar- asegura que las máquinas retro escavadoras podrían haber iniciado los trabajos en el Tahoe-Reno Industrial Center.

La Gigafactory es uno de los catalizadores más importantes para la acción de Tesla, por el valor que añadirá a la compañía; la capacidad de expandir su producción, así como entrar en otros proyectos.

Resultados

El próximo jueves la compañía publicará sus resultados trimestrales. El consenso espera un beneficio por acción –sin extraordinarios- de 0,04 dólares por acción, por debajo de los 0,20 dólares del mismo trimestre del año anterior. Sin tener en cuenta extraordinarios hablaríamos de pérdidas de 0,29 dólares por título, superiores a las del año pasado.

Sin embargo este empeoramiento no se debería a una caída de las ventas; todo lo contrario. Los ingresos podrían aumentar un 50%, hasta 824 millones de dólares frente al mismo trimestre del año anterior.

La caída de las ganancias podría estar relacionada con un aumento del CAPEX que podría situarse en 117 millones en el segundo trimestre de este año, frente a los 41 millones de hace doce meses.

También mejoraría un 14% el EBITDA, al situarse en 56 millones de dólares en el trimestre que concluyó en junio.
Atentos a la evolución de sus acciones después de la publicación de los beneficios, ya que sus acciones suelen ser muy volátiles el día después de los resultados. El último trimestre sus títulos cayeron un 11%, el anterior subieron un 8% y el anterior cayeron más de un 14%.

En bolsa, las acciones de Tesla suben un 50% desde que comenzó el ejercicio, a pesar de estar más de un 10% por debajo de sus máximos históricos conseguidos este año.

Desde enero del año 2013, sus acciones se han multiplicado por más de seis veces, lo que ha llevado su PER a las 248 veces beneficios. A pesar de estas valoraciones, el 40% de los analistas aconsejan comprar sus acciones; el 53% apuesta por mantener y sólo un 7% apuesta por vender los títulos del fabricante de coches eléctricos.

Tesla en bolsa