A tan sólo 4 meses para que se produzca el apagón analógico y demos la bienvenida a la era digital, se está produciendo una avalancha de concentraciones entre las cadenas. Telecinco pretende ‘contraer matrimonio’ con Cuatro, propiedad del grupo Prisa, mientras que, Antena 3 se ha fijado en La Sexta. La euforia de los inversores ante este posible ‘doble enlace’ se hizo notar, ya que, ambas compañías brillaron con luz verde en el parqué madrileño. ¿Se mantendrá por  mucho tiempo?
La crisis está golpeando duramente al sector audiovisual, la caída de ingresos por publicidad y la dura competencia de Internet han ocasionado que las grandes cadenas tengan que buscar alternativas. La clave del asunto está en la caída de los ingresos que proceden de la publicidad. De hecho, la reducción de los mismos es lo que ha provocado que las cadenas de televisión hayan llegado a una situación extrema. ¿Solución? No se ha hecho esperar. La concentración y la nueva ley de Radio Televisión Española, por la que a partir de enero ningún medio estatal podrá emitir publicidad.

El primero en anunciar campanas de boda ha sido Telecinco, propiedad del grupo italiano Mediaset. Tras su primer fracaso en el intento de unión con La Sexta, su nueva ‘prometida’ es Cuatro, perteneciente al grupo Prisa, quién necesita de estos acuerdos para saldar su deuda. Pero esta vez, el grupo de la familia Polanco ha puesto una firme condición para materializar la venta, mantener el control de sus compañías para conservar su “perímetro de consolidación”.

Todo apunta a que el acuerdo se efectuará mediante un canje de acciones y ambas emisoras quedarán gestionadas en común, aunque conservarán las dos marcas: Telecinco y Cuatro. Hoy se reúnen los consejos de administración de ambas cadenas y se espera que den el ‘sí quiero’ definitivo.

Además, también se está sopesando la posibilidad de que Mediaset, encabezado por el presidente de Italia, Silvio Berlusconi, compre alrededor de un 20% de Digital+, convirtiéndose así, en socio de Telefónica, la primera en adquirir un porcentaje de esta plataforma de pago. Este sería ya el tercer movimiento corporativo de Prisa en lo que va de año, el primero lo dio en septiembre con la venta de Santillana a DLJ South American Partners y, dos meses después, materializó el mencionado acuerdo con Telefónica.

Antena 3 Y La Sexta ¿los mismos pasos?

Hace dos semanas, Silvio González, consejero delegado de Antena 3, declaró en una entrevista que “la solución del sector audiovisual tiene que pasar necesariamente por la fusión”. Así pues, la cadena del grupo Planeta no se ha quedado de ‘brazos cruzados’ y también ha iniciado los trámites para una posible fusión para poder hacer frente a Telecinco, su mayor competidora. La candidata más firme es La Sexta, propiedad de Mediapro y Televisa y primer objetivo de su contrincante.

De llegar a producirse esta unión entre Planeta y Mediapro, el nuevo grupo estaría formado por ocho canales diferentes de televisión, que mantendrán su marca y su propia línea editorial. Sin embargo, el consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras, avanzó el pasado martes que las negociaciones para una posible fusión con otro operador iban "muy bien", aunque descartó que hubiese ningún principio de acuerdo todavía. Todo apunta a que el canje accionarial entre ambas empresas otorgaría alrededor del 75% del capital al grupo Planeta y el 25% restante sería para Mediapro, Televisa y el resto de socios.

¿Matrimonio de conveniencia?

Como es lógico, los intereses económicos serán el plato principal del banquete nupcial. Cinco mil millones de euros son la suma que tanto Grupo Prisa y Mediaset; como Planeta y Mediapro, han estimado de forma previa sobre los grupos resultantes de las dos fusiones. Según Miguel Freijo, director de clientes particulares de IG Markets, lo más importante de estas operaciónes “es el precio al que se cierren”.

Aunque aún no se conoce el precio de estas adquisiciones, según la prensa, Mediaset podría pagar 1.000 millones de euros por Cuatro y hasta 500 millones de euros por el porcentaje de Digital+. Con estas cantidades, Prisa pretende devolver el préstamo puente de casi 2.000 millones de euros cuyo plazo vencerá el 31 de marzo de 2010. Por su parte, Antena 3 TV habría valorado a La Sexta en 500 millones de euros para cerrar la integración.

Lo que está claro, según Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI es que “son operaciones que generarán importantes sinergias y, a pesar del mal tono del mercado publicitario, se convertirán en un monopolio”. De esta manera, queda un jugador menos – que era el más relevante- y desde el punto de vista publicitario “genera una concentración tremendamente positiva por la concertación de precios publicitarios”.

Sin 'barra libre' en bolsa

Tanto Telecinco como Antena 3 lideraron los avances del selectivo español y del mercado continuo nada más conocer la noticia. El Grupo Prisa no se quedó atrás y también experimentó una fuerte subida. Sin embargo, tras la ‘fiesta’ de ayer, la resaca se ha apoderado de los inversores y el sector audiovisual corrige esas subidas desmesuradas.

Los analistas coinciden en que el momento para entrar en este sector ya ha pasado y que los valores están ya en máximos. “Antena 3 roza los 8,10 euros y Telecinco ya ha tocado los 9,66 euros”, comenta Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, “son sus últimos máximos precedentes, por lo que ahora nos mostraríamos cautos”. Así pues, el experto aconseja no estar ahora en estos valores y hacer caso al dicho de “comprar con los rumores y vender con la noticia”, ya que, según Martín, “las noticias están a punto de salir”. Misma recomendación que la de Samuel Sierra, experto en opciones, quién sostiene que lo mejor en estos momentos es deshacer posiciones porque “se puede producir un recorte de forma inminente hasta la zona de 8,25 euros”.

Quien no lo tiene tan claro es Jorge del Canto, analista técnico independiente quien considera que Prisa será la gran beneficiada de todas estas operaciones. ¿El motivo? Es la compañía que atraviesa una situación más complicada y la venta de Cuatro podría ser lo que le salve. Desde luego “le vendría muy bien hacer efectiva la operación y ya son muchos los inversores los que piensan que el valor podrá torear la situación”. Eso sí “por debajo de los 4 euros e incluso por debajo de los 4.40 euros, es peligroso realizar inversiones de cara al corto plazo”. ¿Se la juegan?