Uno de los mayores atractivos de la bolsa española sigue siendo sus dividendos, por ello, recién iniciado el nuevo año, lanzamos una mirada a las previsiones de rentabilidad por dividendo del Ibex 35 que manejan los expertos para ver cuáles serán las remuneraciones más y menos interesantes.
 
El 2017 promete venir cargado de dividendos, como es tradicional en nuestro mercado. Además, nuestro Ibex 35 promete ofrecer unas rentabilidades medias del 3,86%. Este porcentaje es inferior al del año pasado (3,98%), aunque esto puede ser una señal de que se esperan subidas de precio en las acciones de las compañías. No obstante, en este punto también hay que destacar el recorte de un dividendo clave, el de Telefónica. La operadora, como anunció en octubre, repartirá a cargo de las cuentas de 2017 un dividendo neto de 0,40 euros, frente a los 0,55 euros de 2016 (año en el que se esperaba que repartiera 0,75 euros). De los 0,40 euros que Telefónica abonará a lo largo de este ejercicio, 0,20 euros los repartirá en el cuarto trimestre y 0,20 euros en el segundo trimestre de 2018. Ambos tramos se pagarán en efectivo. Pero, teniendo en cuenta la previsión de evolución del precio de las acciones de Telefónica, el consenso cree que la rentabilidad por dividendo de la compañía perderá atractivo y dejará de ser la mayor del Ibex 35 (6,24%). De hecho, piensan que rentando al 4,54% habrá doce compañías del Ibex 35 con un dividendo más interesante.
 
Endesa volverá a recuperar la primera posición del ranking gracias al aumento de dividendo en efectivo. Para 2017, la compañía ha aprobado un dividendo mínimo de 1,32 euros por título, aunque prevé que pueda llegar hasta los 1,37 euros si se confirma su previsión de beneficio para ese ejercicio. Con ello, situándonos en la franja baja de esta retribución y a tenor de la evolución bursátil que se espera del valor, la rentabilidad por dividendo de Endesa podría alcanzar el 6,56%.
 
Junto a Endesa, el podio de las mayores rentabilidades por dividendo esperadas para este 2017 están otras dos utilities: Enagás y Repsol. Se espera que la gasista reparta 1,46 euros netos por dividendo, lo que podría rentar al 6,05%; mientras que para Repsol esperan un dividendo neto superior al de este año, concretamente de 0,80 euros, lo que podría ofrecer una rentabilidad que roce el 6%.
 
Otros dividendos que se espera que renten por encima del 5% son los de Abertis (5,72%), Mediaset (5,29%),Gas Natural (5,58%) y Red Eléctrica (5,13%), mientras que BBVA, que el año pasado ofrecía una rentabilidad del 5% en su dividendo, este año pasará a ofrecer un 4,57%, aunque tres pagos serán en efectivo. A destacar que BBVA es el banco más rentable por dividendo, y eso que ocupa la posición número 11 en la tabla, lo que demuestra que las financieras dejaron atrás su época dorada del dividendo. 
 
 
En cambio, en la parte baja de la tabla podríamos encontrar a ArcelorMittal (0,99%) y Meliá Hotels (0,90%) con unas rentabilidades por dividendo por debajo del 1%, si bien es cierto que hay que destacar la siderúrgica volverá a repartir dividendo este año.

Con unas rentabilidades por dividendo por encima del 1%, pero a la cola del Ibex 35 estarán Grifols (1,85%), Cellnex (1,46%) y Gamesa (1,35%).
 
 
A la parte central de la tabla viajará el dividendo de Santander, un buque insignia que en los últimos años ha perdido atractivo por los recortes de monto, si bien es cierto que para 2017 se espera que reparta 0,20 euros, por lo que el descenso de la rentabilidad de su retribución podría justificarse porque el consenso espera una subida del valor en bolsa. (Pinche sobre la imagen para ampliarla)


 Fuente de datos: FactSet

Los dividendos de la bolsa española en los últimos años
La rentabilidad por dividendo de la bolsa española es, desde hace casi una década, la más elevada de las bolsas desarrolladas. Cerró el 2016 con brindando una rentabilidad media del 4,9% mediante 25.000 millones repartidos entre inversores.

RENTABILIDAD POR DIVIDENDO PRINCIPALES BOLSAS DESARROLLADAS

Fuente: BME
 
La remuneración mediante acciones (scrip dividend) ha significado un 22% de la retribución total, niveles muy inferiores al 41% que supuso en 2013, el 30% del 2014 o el 35% de 2015. Cada vez más compañías optan por pagar en efectivo y no someter a sus accionistas a las diluciones que provocan las ampliaciones de capital para repartir títulos.
 
Dentro del Ibex 35, hasta una veintena de compañías ofrecen una rentabilidad por dividendo del 4% anual, diez superan el 5% y la gran mayoría brindan un interés superior al del bono a 10 años español, cuyo máximo anual fue del 1,60%.
 
EVOLUCIÓN SCRIP DIVIDEND EN EL MERCADO ESPAÑOL
  Fuente: BME