Lo consiguió. El selectivo español ha tirado ya el muro de los 12.000 puntos en dos ocasiones, una barrera psicológica difícil de superar. Sin embargo, la alegría ha sido fugaz y el Ibex35 ha vuelto a la tónica de los 11.700-11.900 puntos a la que nos ha acostumbrado en los dos últimos meses. La mayor incógnita entre los expertos es el nivel máximo al que se podría llegar de aquí a final de año.
¿Habrá rally a final de año? Queda un mes para que el 2009 llegue a su fin y el selectivo español está más candente que nunca. Ya ha tocado los 12.000 puntos en dos ocasiones pero la alegría ha sido tan fugaz, que inmediatamente los ha abandonado y ha vuelto a los incansables niveles de 11.700 -11.900 puntos.

¿A QUÉ SE DEBE ESTA SUBIDA?


Crisis, recesión económica, situación precaria... Éstos son varios de los términos más escuchados durante el último año, y cierto es que la economía a nivel internacional ha sufrido un duro golpe. Sin embargo, los resultados empresariales y las cifras macroeconómicas del tercer trimestre han sido bastante mejores de lo esperado. Tampoco se puede pasar por alto el hecho de que países como Japón, Estados Unidos, Francia o Alemania han salido ya de la recesión. Boni Aguado, responsable de mercado en Madrid de Banco Etcheverría, asegura que “las referencias están siendo buenas, o menos ‘malas’ de lo esperado, por lo que aportan una dosis de optimismo a los mercados”.

¿HASTA DÓNDE PODRÍA LLEGAR EL SELECTIVO?

El selectivo español es uno de los índices que mejor se ha comportado este año, con una subida del 46,7% frente al repunte del 36,6% del Dow Jones, del 25,12% del CAC-40 parisino o del 34,19% experimentado por el DAX alemán. Sin embargo, los expertos consideran que estamos inmersos en un movimiento lateral comprendido entre los niveles de 11.200 y 12.000 puntos. José Lizán, analista de Nordkapp, vaticina que “de superarse estos límites podríamos tener una nueva onda al alza hasta los 12.500 puntos”. Nivel en el que Alejandro Martín considera que “podrían comenzar ya las ventas”.

Sin embargo, las previsiones de Miguel Cedillo, analista de Difbroker, apuntan bastante más alto. Él considera que “si se rompe definitivamente la resistencia de los 12.000 puntos, podríamos hablar de ver al índice en los 13.500 puntos”. Según Cedillo, las caídas de los últimos días podrían propiciar el famoso rally de fin de año. Opinión que coincide con la de Miguel Freijo, director de clientes particulares de IG Markets, quién asegura que “el fuerte recorte que hemos tenido va a invitar al famoso rally porque animará a los inversores”.