Ayer César Alierta anunció su renuncia como presidente ejecutivo de Telefónica en favor de José María Álvarez Pallete, actual consejero delegado de la operadora. Un movimiento que no es nuevo en el parqué español y que sienta bien a las cotizadas. ¿Podemos esperar subidas en la operadora?
 

La “renuncia” anunciada ayer por Telefónica del todavía presidente de la operadora – César Alierta- en favor del hasta ahora consejero delegado, José María Álvarez Pallete de nuevo ha hecho saltar a la palestra el cambio generacional al que están asistiendo las cotizadas del selectivo nacional.  El que ha estado durante más de 16 años al frente de la mayor operadora española deja a sus 70 años  el timonel en manos de Pallete, de 53 años de edad.  

Rendimientos anuales de Santander, Inditex y Telefónica


Hace algo más de cinco años Amancio Ortega dejaba el bastón de mando de Inditex en manos del que entonces firmaba como Consejero delegado de la textil gallega y atesoraba su  vicepresidencia, Pablo Isla. Cumplidos los 75 años, el que fuera fundador de Inditex, dejaba “en el mejor momento” – como titulábamos por aquel entonces los medios económicos - una compañía que por entonces facturaba 8.866 millones, con más de 4.900 tiendas en 77 países. Un lustro después la compañía factura cerca de 21.000 millones de euros con 7.013 tiendas en 88 mercados. Así a priori se puede decir que Pablo Isla no lo ha hecho mal del todo.

Evolución y ventas Inditex

Evolución beneficio (escala izda) frente ventas (escala dcha). Fuente: Propia compañía

Pero si además miramos la cotización de la compañía, el valor ha más que doblado su cotización. De hecho, cuando el gallego anunció su “marcha”, la compañía cotizaba en torno a 10,5 euros (precio ajustado). Ahora el valor cotiza a 29,80 euros y capitaliza 92.800 millones de euros aunque en este período ha llegado a superar los 100.000 millones. Concretamente en el verano de 2015.
Las expectativas sobre el valor lejos de mermarse siguen siendo al alza. Ayer mismo Citi publicaba un informe en el que Inditex era la única compañía española en su lista de favoritas con un precio objetivo de 37 euros pues será una de las firmas del sector que más se va a poder beneficiar de la tendencia que está marcando el sector: la traslación de las compras desde tienda a canales online. “Y es que dada la combinación de su política de aperturas, expansión económica y crecimiento de ventas comparables, esperamos crecimiento de Ebit de doble dígito”. En estos niveles, hay 18 firmas que apuestan por comprar sus las acciones de la textil gallega frente a diez que optan por mantener y minoría – tres – aconsejan vender el valor.  (Ver: Inditex, única española en lista europea de favoritas de Citi)

Según los filtros técnicos, el valor es uno de los diez que tiene puntuación positiva y está en fase de consolidación. La tendencia de largo plazo y el momento total lento son negativos mientras que el resto de factores sigue apoyando la buena evolución del valor.

Indicadores técnicos Inditex



Por un motivo diferente, la que hasta entonces era consejera delegada de la filial de Banco Santander en Reino Unido – Ana Patricia Botín – tuvo que asumir la presidencia de la entidad tras el fallecimiento de su padre, Emilio Botín. Lo hizo después de 28 años en los que el “ordeno y mando” venía directamente del patriarca de la familia.  Casi tres décadas en las que no sólo hubo éxitos sino también fracasos. Durante años Botín presumió de ser el primer accionista de un banco de Reino Unido – el Royal Bank of Scotland – al tiempo que su “eterno rival”, el BBVA, acababa de abrir una oficina en la región.
Sin embargo, el camino de Ana Patricia no ha sido de rosas precisamente. los niveles de recursos propios eran bastante escasos para hacer frente a los requerimientos regulatorios de la Eurozona con una política de dividendos imposible de mantener en el tiempo. El primer golpe de efecto llegó con una ampliación de capital por valor de 7.500 millones de euros con un cambio radical en su política de retribución al accionista: reduciría la cuantía a abonar a los accionistas aunque sería, de nuevo, en efectivo.

Evolución beneficio y Roe santander


La evolución en bolsa del valor refleja la dureza con la que la crisis ha golpeado a las entidades. La compañía está suspensa en indicadores técnicos aunque podría estar inmersa en una fase de rebote, confirmada por una tendencia de medio plazo que es positiva. “El impulso lo calificamos de rebote dentro de una tendencia bajista de fondo identificada por las medias móviles de largo plazo cruzadas a la baja y una estructura de máximos / mínimos significativos decreciente. A este fondo bajista y a la proximidad de resistencias significativas le sumamos que el oscilador MACD presenta unos niveles de sobrecompra que, en ocasiones recientes y durante los últimos dos años, han favorecido la formación de un techo”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. (Ver: El sector bancario tras el BCE ¿Rebote para vender u oportunidad de compra?)

Indicadores técnicos Banco Santander



Más reciente es el relevo de Antoni Brufau a favor de Josu Jon Imaz en Repsol. Justo hace un año que este último asumía todas las funciones ejecutivas de la petrolera, aunque Brufau sigue ejerciendo como presidente no ejecutivo. Un relevo que se producía después de que la petrolera cerrara  un acuerdo de indemnización con Argentina por la expropiación de YPF después de más de dos años y en medio de la compra de Talisman Energy por cerca de 10.400 millones.

La evolución de la petrolera no ha conseguido frenar el embiste del precio del crudo a lo largo de este año en el que Imaz ha estado al frente de la compañía. Las pérdidas para la compañía en el ejercicio 2015 fueron de 1.227 millones de euros – desde un beneficio de 1.612 millones de un año antes- tras realizar una provisión extraordinaria de 2.957 millones ante los bajos precios del crudo, lo que le llevó a recortar un 20% el dividendo. (Ver: Repsol, entre la espada y la pared tras entrar en pérdidas)

La situación técnica de la compañía recoge la fuerte sobreventa a la que se ha visto expuesta en los últimos meses. De hecho, presenta una puntuación de suspenso en sus indicadores aunque podría haber entrado en cierto impulso de rebote a corto plazo. Para el más largo plazo, el valor podría subir en torno a un 15% si se confirma el objetivo de 11,4 euros que le fija el consenso.

Indicadores tecnicos
R


¿Próximos relevos?

El relevo generacional que está experimentando el selectivo apunta directamente a Juan Miguel Villarmir, presidente de OHL. A día de hoy es el presidente más longevo del selectivo español – con 84 años – y no ha manifestado su intención de dar el relevo en la primera línea de gestión  de la constructora. Aunque todo parece apuntar que, en caso de que lo haga, la sucesión estaría garantizada por su hijo, Juan Villar Mir de Fuentes. Por cierto, que este año presentó  por primera vez junto a Josep Piqué, consejero delegado de OHL, los resultados anuales de la compañía.

Si marcamos la sucesión por longevidad, José Lladó sería el siguiente en ser cesado de sus funciones ejecutivas. Aunque a sus 82 años tampoco ha manifestado posibilidad de relevo alguno.  Con algo menos de edad pero por obligación, el presidente de BBVA, Francisco González se verá forzado a dejar su cargo de presidente de la entidad cuando cumpla los 75 años. Aunque ya ha manifestado que lo dejará un año antes, cuando finaliza el último mandato de tres años al que ha sido reelegido. También Isidro Fainé, con 73 años, tendrá que decidir a mediados de este año si sigue presidiendo el banco o prefiere virar su mandato a la fundación. Veremos. 

Te interesa leer:
Ana Botín: “Santander está bien preparado para afrontar los desafíos”
La cartera de Amancio Ortega