En un artículo durante el pasado fin de semana, el articulista de MarketWatch volvió a insistir en las altas valoraciones de la renta variable estadounidense y se aventuró a predecir una década raquítica para las bolsas del país.
En esta ocasión, el experto editor de The Hulbert Digest afirma que “las bolsas de Estados Unidos están sobrevaloradas –y lo han estado durante meses”, asegura Hulbert. “Y aunque esto no significa que un bear market –bajista- es inminente hay muchas posibilidades de que las rentabilidades de las inversiones en la próxima década se sitúen por debajo de la media”. El autor cita a unas estadísticas del Premio Nobel de economía de la Universidad de Yale, Robert Schiller. (Ver artículo en MarketWatch)

Hulbert usa las teorías del profesor para explicar las razones que lo llevan a pensar que el mercado está caro.
Por un lado, compara la valoración de la bolsa estadounidense en estos momentos, con los picos de los pasados bull makerts y apunta que desde 1900 ha habido 35.  Cinco de seis indicadores muestran que la bolsa en la actualidad está más cara de lo que lo ha estado en más del 80% de las veces.

Entre otros aspectos, ahora es más caro el PER ajustado por la inflación de la última década, la rentabilidad por dividendo, el ratio precio/ ventas y otras métricas que pueden observarse en el siguiente cuadro que ha sido publicado anteriormente en el Wall Street Journal.

Hulbert apunta que “algunos inversores están ignorando estos signos de alarma ya que el bull market ha continuado a pesar de que estas advertencias se han realizado con antelación.

Recuerda que Fischer ya advertía de estas tendencias y que él mismo recuerda que fue en diciembre de 1996 cuando dio una conferencia en la Reserva Federal que llevó al entonces presidente de la autoridad monetaria a hablar de la “exuberancia irracional” de los mercado. Pese a todo las bolsas siguieron subiendo durante tres años más hasta el estallido de la crisis de las puntocom.

Valoraciones Hulbert y Fischer


En este sentido, el experto afirma que “desafortunadamente ninguno de estos ratios puede determinar qué dirección va a seguir el mercado hasta llegar a esos anémicos retornos. Quizá pueda optar por comenzar a dar rentabilidades bajas, pero positivas, o seguir subiendo con fuerza para luego desplomarse, como sucedió entre finales de los 90 y el 2000”, explica Hulbert.

El experto señala que una buena opción para conseguir buenas rentabilidades a largo plazo es invertir en acciones de fuera de Estados Unidos u optar por sectores como el consumo discrecional dentro del mismo país.