Las cifras no mienten: acaba de arrancar el trimestre que suele tener en promedio el segundo peor desempeño en los mercados. Sin embargo, hay índices que tienen mejor comportamiento que otros y que pueden generar más oportunidad en base a la evolución histórica.
 
Las nubes han ido desapareciendo de las distintas plazas mundiales en los últimos tiempos, aunque la alegría podría no durar mucho. Es posible que vuelva a aparecer un entorno más oscuro si miramos exclusivamente los datos de las cotizaciones de los índices más importantes en los últimos 20 años. Y es que el segundo trimestre es el que peores resultados muestra en todos los parqués y en el que los inversores tienden paulatinamente a tomar posiciones más vendedoras que compradoras.

En un momento en el que empiezan a aparecer más catalizadores, algunos negativos y otros positivos, la estadística avanza que estamos ante un periodo de tres meses más flojo que el que nos ha precedido. Es decir, el segundo trimestre suele mostrar un comportamiento más flojo que en el primero. Y no sólo eso, sino que se trata, en término medio observando la serie de las dos últimas décadas, del momento en el que los principales índices tienen un desempeño más débil.

Si vamos de mejor a peor en el ámbito europeo nos topamos primero con el DAX. Es la excepción que confirma la regla en el viejo continente en cuanto a revalorizaciones en su índice de referencia de mayor amplitud.

El selectivo germano se mueve a un promedio de un 1,2% en los meses de abril, mayo y junio. Meses en los que destaca la subida media del 3,2% en el cuarto mes del año. En los siguientes evidencia un recorrido más plano con un 0,3% y un 0,2% de ganancias, respectivamente. Con todo es el único índice de nuestro entorno que logra sumar en los tres meses que componen el segundo trimestre.

Así, con la excepción del DAX, nos encontramos con unos resultados más planos o negativos en el resto de selectivos de los parqués europeos. El CAC 40 es el que mejor aspecto presenta en términos globales y, con todo, sólo describe un aumento en positivo del 0,40% en el periodo que nos ocupa. La suma del 2,4% en abril sirve para cubrir las caídas medias del 0,7% y el 0,5% en mayo y junio.

Evolución de los índices europeos en el segundo trimestre del año


El tercer lugar lo ocupa el Ibex 35 que, si bien no proporciona rentabilidades abultadas en estos tres meses, alcanza un rendimiento medio en base a los últimos 20 años del 0,24%. En abril avanza a una media del 1,8%, en mayo pierde un 1,1%, mientras que su desarrollo en junio es casi imperceptible con una suma de un 0,1%.

Haciendo un balance por meses el selectivo de referencia del mercado español es el mejor por detrás del DAX, puesto que solo refleja pérdidas en el mes de mayo. Por el contrario el retorno medio del trimestre es el segundo peor del año, solo por detrás del tercer trimestre, donde retrocede un 0,44% de media.

Comportamiento del Ibex 35 en el tercer trimestre del año


Sin embargo, el resto de índices tiene un comportamiento aún más paupérrimo. El MiB italiano y el FTSE-100 británico reflejan pérdidas en este trimestre del 0,69% y del 0,013%, respectivamente. Ambos, además, con descensos acusados en junio (2,2% para el italiano y del 1,7% para el británico) y moderados en mayo.

Los índices americanos dan la talla

Al otro lado del Atlántico el resultado es bien diferente. Si en Europa el segundo trimestre del año es más insulso –al margen del DAX, que es el mejor de todos los índices– en Estados Unidos por lo general siempre se puede encontrar oportunidad. Así se ha mostrado a lo largo de los últimos 20 años en la que S&P 500 y Dow Jones han sumado más rentabilidades.

Evolución de los índices americanos en el segundo trimestre del año


Comenzando por el Dow Jones, se concluye que su retorno medio es del 0,63%. Los dos primeros meses de este periodo son positivos, con avances del 2,6% en abril y del 0,1% en mayo, mientras que junio revela un descenso medio del 0,8%.

Por último, el S&P 500 tiene un desempeño alcista en los últimos cuatro lustros en los mercados. De hecho, tiene un comportamiento medio de unas subidas del 0,7%. En el mes de abril suma un 2,1% de media, en mayo del 0,3% y, por último, en junio pierde el 0,3%.

QUIZÁS LE INTERESE LEER: 
En abril... Euros mil para las acciones del Ibex 35 
Abril, ¿mes bajista para el Ibex35? Sí, si se cumplen los pronósticos