La compañía obtuvo un beneficio neto de 3.420 millones de dólares de marzo a junio. La cifra sin incluir extraordinarios creció casi un 25% frente al mismo periodo del año anterior. La cifra está ligeramente por debajo de las previsiones de los expertos.

En concreto, el beneficio por acción sin tener en cuenta los extraordinarios fue de 6,08 dólares por acción, un 22% por encima del resultado de hace un año. El consenso estimaba unas ganancias por título de 6,25 dólares por acción. Las cuentas de Google han estado por debajo de las previsiones en cuatro de los últimos cinco trimestres. Se trata de los primeros resultados de la compañía después de realizar el Split el pasado mes de abril.

Las ventas de Google crecieron un 22% con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 15.960 millones de dólares, por encima de las previsiones del consenso, que estimaba unos ingresos de 15.600 millones de dólares.

Los expertos destacan positivamente las ventas que no dependen de sus socios, que han crecido hasta 12.700 millones de dólares, por encima de la media de 12.300 millones de dólares que calculaba el consenso.

Los costes de adquisición de tráfico fueron de 3.290 millones de dólares, lo que significa un 23% del total de los ingresos por publicidad. La cifra es inferior al 25% del mismo periodo del año anterior. Esto es importante, porque los analistas castigaron la acción de Google tras la publicación de los resultados del primer trimestre entre otras cosas, por lo elevado de la cifra. (Acceder al documento de Google)

Hay que resaltar que los clicks pagados aumentaron aproximadamente un 25% con respecto al segundo trimestre del ejercicio pasado y un 2% con respecto al trimestre anterior. La cifra es inferior a las previsiones de los expertos, que esperaban un avance del 2,7%.

Por otro lado, los costes por click se han reducido un 6% con respecto al mismo periodo del año anterior y se mantienen en los mismos niveles que en el inicio del año. La cifra es mucho mayor de la que barajaba el consenso, que hablaba de una reducción del 0,1%.

Es importante que Google ha conseguido aumentar la tesorería en este periodo hasta 61.200 millones de dólares, con respecto a los 58.720 millones de los que disponía la empresa a finales de año.

En bolsa, Google ha recuperado un 13% desde mínimos del año. Casi un 80% de los expertos que siguen el valor recomienda sobreponderar y el resto mantener.

Google en bolsa

Por el momento no hay ningún experto que apueste por vender las acciones de la compañía. El día posterior a los resultados, la empresa suele subir de media un 6,46%. Sin embargo, durante el pasado trimestre, la empresa sufrió cierto castigo en bolsa ya que a los inversores les decepcionó el porcentaje de clicks pagados, que aumentó un 26%, por debajo de la subida del trimestre anterior.

Hay que recordar que la cotizada es el gran monstruo de la publicidad por internet y que según cálculos de Emarketer, la empresa acapara 40 de cada 100 dólares que se invierten en publicidad online cada año.

Si quiere recibir alertas cuando Google cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.