Los cambios en el panorama político local y autonómico de España han puesto nerviosos a los inversores, tanto nacionales, como internacionales. En este contexto de mercado, en el que la renta variable sigue siendo la mejor alternativa, desde Gesconsult recomiendan apostar por la baza de la flexibilidad, con una cartera de valores ganadores en todos los contextos. 

Los resultados de las elecciones locales y autonómicas celebradas en España hace una semana han dejado un mapa político español cambiante, en el que destaca la presencia creciente de partidos “no ortodoxos”. Esto ha supuesto cierta incertidumbre en los inversores que se ha traducido en caídas del Ibex 35 en la semana (aunque el índice español se dejó menos que otros europeos como el Dax). De hecho, desde la gestora española Gesconsult no descartan que se produzca “un cierto freno en la inversión extranjera, especialmente en bancos, por el tema de los desahucios, y en empresas con contratos públicos, eléctricas y constructoras, especialmente"

Sin embargo, el director de gestión de Gesconsult, Alfonso de Gregorio, llama a la tranquilidad, pues considera que hay razones para no temer una inestabilidad política y económica en el país pese a la aparición de nuevos actores políticos. Razones:

- España seguirá liderando el crecimiento europeo (PIB +2,8% en 2015) gracias a las medidas tomadas por el Gobierno central y las inyecciones de liquidez del BCE (nuestro país recibe cada mes 6.000 millones en liquidez del BCE)
- No aumentará el déficit, ya que hay una Ley de Estado presupuestaria que lo regula, además del control europeo y del Gobierno nacional
- Los bajos tipos de interés permanecerán
- Existe una cierta inercia de reducción de gasto público por parte de la Administración central

Debido a estos factores, la acción de determinados partidos “no ortodoxos” quedará inhibida o, al menos, se asegurará la estabilidad del crecimiento nacional. Además, el crecimiento no sólo vendrá guiado por el lado político, también por los nuevos hábitos de consumo de la población que percibe la salida de la crisis. Así, desde Gesconsult esperan que mejore el consumo y la inversión, tanto interior, como exterior.

Por tanto, en un contexto de mayor crecimiento económico nacional, “creemos que los beneficios empresariales aumentarán, cada vez más apoyados en la mejora de las ventas y no en factores extraordinarios, por lo que se tendrán que revisar al alza las actuales expectativas de beneficios de las empresas españolas, sobre todo de las empresas de mediana y pequeña capitalización más ligadas al ciclo”, indica Lola Jaquot, gestora de renta variable europea de Gesconsult.

En este contexto, los valores y las razones particulares por los que apuesta la gestora española en a través de su fondo Gesconsult Renta Variable son:

- Europac, Cie Automotive, Catalana Occidente, Inditex, Dia: porque se benefician de la recuperación económica
- Meliá Hoteles y Amadeus: respaldados de los bajos precios del petróleo
- BME: por su rentabilidad por dividendo
- Acerinox : por su componente exportador y por la fortaleza del dólar, que ayuda a amortiguar la incertidumbre de corto plazo en Europa:
- Rovi: por su perfil defensivo
- Técnicas Reunidas: por la fortaleza de su cartera de contratos que sigue en máximos históricos

En cambio, han decidido reducir peso e, incluso excluir de cartera a:

- Bancos: por la incertidumbre político-económica de largo plazo
- Eléctricas: por la regulación y los contratos públicos. En cambio, sí se muestran más proclives a invertir en energéticas no limpias (carbón) y que no tienen muchas relación con España

cartera gesconsult



En el radar
afirman tener a:

- Mediaset y Atresmedia: “el aumento del consumo debería repercutir en un crecimiento de los ingresos por publicidad, sin embargo, hay ciertas incertidumbres sobre la mesa, como la posible vuelta de la publicidad a TVE y el cierre de algunos canales, por lo que aún tenemos infraponderado el sector en las carteras”, explica Jaquot.
- SOCIMIs: “a la hora de mirar una SOCIMI nos atrae que tengan una cartera de activos con visibilidad y Premium”, dice la gestora que reconoce estarse planteando invertir en estas compañías
- Ence: por su componente industrial que se beneficia del aumento del consumo y por la mejor situación interna que presenta tras la reestructuración de la compañía

Y EN RENTA FIJA, ¿DÓNDE HAY VALOR?
Los inversores más conservadores no tienen que tirarse de los pelos, pues aún hay valor en la renta fija, eso sí, requiere de una gestión más pormenorizada y flexible, para adaptarse mejor a los cambios sin sufrir en el intento.  En este sentido, David Ardura, gestor del fondo Gesconsult Renta Fija Flexible, destaca las siguientes oportunidades en el mercado de deuda:

- Emisiones corporativas denominadas en dólares, sobre todo del sector financiero (Morgan Stanley, Credit Suisse): “ya que la divergencia de políticas monetarias sigue favoreciendo a la divisa norteamericana”
- Cupones flotantes: “ofrecen protección frente a futuras subidas de tipos, ya que fluctúan con los propios tipos y así nos ahorramos sustos por si el aumento es más abrupta de lo esperado”
- Bonos ligados a la inflación: “porque el aumento del consumo se transmitirá al PIB y a los precios, que también vienen apoyados por un petróleo barato”
- Posicionamiento coyuntural en la periferia europea: “porque en un entorno de mayor crecimiento, el próximo año el mercado pondrá en precio los bonos. Las mejores oportunidades las vemos en España y Portugal, especialmente en éste último debido a que el BCE compra más deuda del país luso”

cartera gesconsult RF