Los fabricantes de semiconductores ha sido una de las industrias dominantes en los últimos años gracias al tirón de nuevas tecnologías como smartphones, PC’s y una gran variedad de segmentos industriales. ¿Sigue el sector en esta forma inmejorable?
Precisamente de eso se encarga un reciente análisis de UBS en el que se asegura que a pesar de que se asegura que la demanda de teléfonos, centros de datos y aplicaciones de la industria automóvil sigue siendo sólida. No obstante, se aprecia una desaceleración en la industria y los PC’s. Además, explican que la demanda del “internet de las cosas” sigue siendo demasiado incipiente como para generar una gran diferencia.

En su opinión, la perspectiva para el sector debería ser un poco cautelosa para el conjunto del año, aunque creen que el futuro a largo plazo de esta industria es más que saludable. Pero en cualquier caso, han encontrado algunas oportunidades para inversores de talante más agresivo.

En este entorno, en la entidad apuestan por cuatro empresas estadounidenses en las que aún podría existir valor.

Intel: La empresa acaba de introducir en el mercado su quinta generación de procesadores. Los expertos de UBS aseguran que la compañía el año pasado se vio muy favorecida por el aumento de la demanda de chips para dispositivos móviles, además de por el repunte del mercado de los PC’s. De hecho, en la entidad consideran que este año podría seguir la misma dinámica.

UBS le otorga un precio objetivo de 41 dólares por acción, lo que implicaría u n potencial de revalorización de más de un 15% respecto a su cotización actual.

Los Indicadores Premium sitúan la acción en fase alcista, al otorgarle una puntuación de 8 en una escala que va del 0 al 10.

Intel indicador premium


Micron Technology: Destacan en esta firma que el valor es un líder en la tecnología DRAM y uno de los favoritos en su departamento. Además, recuerdan que uno de los mayores inversores del país, David Einhorn, de Greenlight Capital mantiene una participación de 30 millones de acciones a pesar de haber reducido su participación a finales de verano.

En UBS le otorgan un precio objetivo de 38 dólares, lo que implicaría un potencial de casi un 18% desde el nivel actual.

Nvidia: Los analistas de la firma recuerdan que la empresa es un líder en el sector en el mercado de los chips para la industria 3D – ordenadores y consolas de juego-.

En la firma creen que el precio objetivo de la compañía debería rondar los 23 dólares por título, algo por encima del actual nivel de cotización de la empresa. 

SanDisk: En UBS destacan que los semiconductores de la compañía pueden ser encontrados en algunos dispositivos de alta gama en industria como los data centers o algunos teléfonos móviles, tablets y PC’s. Piensan que las caídas que ha sufrido la compañía podrían estar relacionadas con la desaceleración de las ventas de Samsung, uno de sus clientes principales.

En UBS han asignado a la empresa un precio objetivo de 92 dólares por acción, lo que le daría capacidad para subir algo más de un 10% desde los niveles actuales de cotización.

semiconductores


Si quieren acceder a más análisis de Wall Street, pinche aquí.