El cruce Euro-Dólar es uno de los activos financieros que puede registrar el mayor impacto y un cambio de dirección durante la intervención de este viernes de la presidenta de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen, en la cumbre anual de los bancos centrales de todo el mundo que se inició ayer Wyoming.
 
La Fed subió los tipos de interés por primera vez en nueve años el pasado diciembre, pero los mensajes oficiales más recientes de varios miembros del banco central avanzan que tras la mejora en la economía estadounidense podría ser adecuado otra subida antes de que finalice el año. Estas declaraciones han provocado que se levante una gran expectación sobre la intervención de hoy de Yellen.

El gráfico semanal del euro frente al dólar muestra que la tendencia primaria de medio-largo plazo es lateral desde hace unos 20 meses, en los que está marcando máximos en torno a 1,15 y 1,05 dólares. Mientras que no rompa el rango lateral de 10 centavos en alguna dirección, los movimientos del cruce no son significativos bajo un prisma de largo plazo.

En el gráfico diario la tendencia secundaria es bajista, a principios de mayo tanteó la parte alta del rango lateral de largo plazo y desde entonces mantiene una serie de máximos decrecientes. Durante los últimos días ha encontrado resistencia justo en la línea de directriz bajista que une los máximos descendentes.



En el más corto plazo, podemos ver en su gráfico diario, cortesía del broker ActivTrades, cómo  la tendencia vigente es claramente alcista desde finales de julio. Aunque desde este miércoles cotiza en la cuerda floja, después de perder el soporte situado en 1,13 dólares y corregir hasta el siguiente nivel de soporte, situado en 1,1260 dólares. Si el euro pierde este nivel de soporte, la tendencia de corto plazo vigente emperezaría a cambiar empezaría a cambiar.

Por la parte alta del precio actual, la clave está en conquistar primero la resistencia semanal situada en 1,13 dólares, para poder atacar los máximos más recientes marcados en 1,1350. Si acaba superando este nivel, se situaría por encima de la directriz bajista secundaria y la tendencia vigente podría continuar desarrollándose al alza.

En gráfico diario el cruce cotiza por encima de su media móvil simple de 200 sesiones, el RSI se mantiene en zona neutral y el MCAD por encima de cero y de su línea de señal. En el ADX el +DI está por encima de -DI y el indicador acompaña la tendencia alcista, con subidas en los rebotes y retrocesos en las caídas.