Los inversores se resguardan en los fondos de Estados Unidos en una semana que ha sido absolutamente turbulenta para los mercados globales. 
Hubo poca tregua en la búsqueda de la seguridad durante la segunda semana de octubre, mientras los inversores han decidido durante este periodo de tiempo abandonar los fondos de Europa y los de Renta variable de mercados emergentes, para irse a la renta variable y a los bonos de Estados Unidos y Alemania.

En general, la semana que terminó el 15 de octubre vio a otra salida de dinero de 1.990 millones de dólares de la renta variable global, mientras que más de 8.000 millones de dólares fue a parar a la renta variable estadounidense. Esto se explica porque los fondos salieron de mercados como el de la renta variable europea, de mercados emergentes, con China a la cabeza y globales.

Flujos de fondos


Los flujos hacia fondos de bonos ascendieron hasta 6.320 millones de dólares, como lugar donde refugiarse. No obstante la confianza del consumidor ha repuntado en el último informe que elabora la Universidad de Michigan hasta máximos de julio de 2007.

Los reembolsos de fondos de mercados monetarios estadounidenses subieron al nivel más alto en las últimas 31 semanas, mientras que los fondos de Europa de mercados monetarios atrajeron en torno a 1.450 millones de dólares, a pesar de las recientes preocupaciones acerca de su capacidad para operar en un entorno donde los tipos de interés para las clases fundamentales de la deuda a corto plazo son negativos.

Con amplias preocupaciones sobre el crecimiento global y teniendo la política monetaria de Estados Unidos el centro del escenario, muchos grupos de fondos de países carecieron de convicción.

Entre las excepciones fueron los Fondos de Capital de China, que vio una entrada de casi 1.500 millones de dólares, los Fondos de bonos de Alemania, que registraron su mayor ingreso semanal y los fondos de renta variable austriaca, que mostraron entrada por 15ª vez en las últimas 16 semanas.