Si hace solo quince años hubiéramos mirado quiénes eran las  mayores empresas de Estados Unidos –casi del mundo- hubiéramos encontrado una representación cercana a la economía del país en ese momento. A finales del año pasado, la situación se ha dado la vuelta por completo y los grandes gigantes del S&P 500 son en su mayoría empresas ligadas a la tecnología, arrinconando así a la industria, el petróleo y las finanzas.
 
Desde principios de 2001 la nueva economía ha logrado empequeñecer a grandes corporaciones financieras y petroleras, o industriales. Solo un ejemplo, en esa fecha la mayor compañía de Wall Street era el gran conglomerado General Electric, con un valor en bolsa de 406.000 millones de dólares.  La segunda empresa más grande era Microsoft, seguida de Exxon Mobil, Citi y Wal-Mart.

Salvo el fabricante de software, todas las demás han caído en el ranking de empresas más grandes por capitalización.  Es más, de estas cinco tanto General Electric (-40%), como Citi (-24%) o Wal-Mart (-11%) tienen un valor en bolsa menor que en 2001.

Las compañías más grandes


 A finales del año pasado la mayor compañía de Estados Unidos por capitalización era Apple. El fabricante de iPhones cotiza ahora con un valor de algo más de 600.000 millones de dólares en bolsa con lo que sigue como la mayor empresa en bolsa de todo el mundo. Desde 2001 ha conseguido revalorizarse más de un 12.000%.

Pese a esta revalorización, no ha sido la que más ha subido en este tiempo. La compañía que mejor se ha comportado en estos quince años es la compañía de bebidas energéticas Monster, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico.
En la lista de mayores compañías por capitalización se encuentran también Alphabet, Amazon, Facebook y Microsoft. La única compañía “histórica” que se mantiene en esta posición de liderazgo es el fabricante de software que dirige Satya Nadella gracias a que ha conseguido revalorizarse más de un 110% en este tiempo. De estas empresas ni la antigua Google, ni el gigante de comercio electrónico estaban en bolsa en 2001.

Subidas desde 2001


Es más, en estos quince años hay 93 componentes del S&P 500 que no se encontraban en el selectivo en 2001.

Cambio sectorial en la bolsa americana
Si hay que dejan claro estos datos  es el cambio en la composición de la bolsa americana. Los últimos datos muestran que entre 2006 y 2015 el mayor cambio dentro de la ponderación del S&P 500 ha sido el adelgazamiento de la industria financiera. La crisis de las subprime ha llegó a dejar este sector con peso de un 11% y aunque se ha recuperado, sigue estando un 6% por debajo del nivel en el que estaba antes de 2008.

Sin embargo, el sector de la tecnología de la información ha aumentado su peso desde el 15% hasta el 20%, precisamente por la aportación de Apple. Solo la enseña de la manzana mordida pesa algo más de un 3,5% del índice.

cambio en la ponderación


También ha sido significativa la reducción del peso de la industria de la energía. Desde 2009 el peso se ha reducido a la mitad hasta algo menos del 6,9%. La fuerte caída de los precios del petróleo ha tenido mucho que ver en este descenso. Es más,  a principios de los 80 las petroleras eran el sector dominante del índice con una ponderación del 25%.

Sectores y petróleo


Sin embargo en los últimos meses hemos podido observar un cambio en las preferencias de los inversores en Estados Unidos, que han vuelto a optar de nuevo por entrar en sector de valor para volver la espalda a la tecnología. ¿Veremos una nueva transformación en 2021?