Los inversores retiran 173 millones de euros de los ETP sobre oro, el mayor volumen desde agosto de 2015. En las últimas semanas el oro ha estado bajo una intensa presión cayendo por debajo del nivel psicológico de los 1.200 dólares por onza troy. Son muchos los temores a que la Fed realice un incremento adicional en 2017 ante el aumento de la inflación en EE.UU.
 
Por nuestra parte creemos que este escenario es improbable, lo cual deja a los inversores expuestos a una mayor volatilidad en el USD. El metal también se ve presionado a la baja por la subida de la renta variable y los rendimientos de las Treasuries a causa del extenso festejo de la victoria de Trump a través de una mayor demanda de activos de riesgo. Actualmente los inversores yacen avocados a descontar con creces las incertidumbres políticas que se avecinan el año que viene en el 70% de Europa en términos de PIB. Es que los partidos populistas están ascendiendo rápidamente en las encuestas. Si bien esperamos que el oro continúe bajo presión de cara al incremento de intereses de diciembre, vemos estos niveles de precio como grandes puntos de compra debido a los riesgos de una mayor inflación e incertidumbre política.

Mientras tanto la plata, conocida como un metal precioso industrial, continuó siendo el merlo blanco dentro de su subsector, al captar la semana pasada un total de $15 millones.

Actuación ETFs

 
Tras alcanzar el precio del paladio su mayor nivel en 17 meses, los inversores retiran de los ETP $5 millones, probablemente por concepto de toma de beneficios. La empresa Johnson Matthey estima para 2017 un déficit de 651.000 onzas de paladio, lo que acentúa bastante el déficit previsto para este año de 356.000 onzas. Esto ha ayudado a su precio a cerrar la semana pasada con un beneficio del +1.5%, contrastando claramente con las caídas en el resto de los metales preciosos. Los inversores de esta forma, recortan beneficios sobre el metal precioso de mayor rentabilidad este año (+32.7%).

Los ETP sobre cestas de materias primas captan un total de $41 millones y revierten los retiros de las últimas dos semanas previas; los inversores vuelven a apostar a una mayor diversificación.

Tras la liquidación de las últimas dos semanas, los cazadores de gangas vuelven ampliando la exposición a los ETP sobre deuda emergente. La semana pasada recibieron colocaciones por $25 millones. Seguimos con la perspectiva de que los mercados emergentes presentan una situación crediticia más sólida de lo que comúnmente se percibe, lo cual hace que tengan un mayor potencial de apreciación.

Los ETP sobre crudo captan $18 millones ante las expectativas de que la OPEP logre un acuerdo de reducción de la producción; en las últimas cuatro semanas, las colocaciones ascienden a los $236 millones. Es probable que los precios del crudo permanezcan volátiles esta semana cuando el cártel se reúna para decidir cómo procede con el recorte de producción acordado en un principio en septiembre. Dado que Arabia Saudita ha indicado que basta con una congelación de la producción, los inversores podrían esta semana llevarse alguna sorpresa.

Los eventos clave de la semana. Este miércoles la OPEC vuelve a reunirse en Viena, en su encuentro número 171. Entre mañana y pasado mañana, el cártel llevará a cabo reuniones “técnicas” para establecer cuánto reduce la producción. Si bien los indicios de cohesión podrían impulsar una subida del precio del crudo, podría haber una decepción en caso de que se deje todo como está. Mientras tanto el viernes en EE.UU, se publicarán los Payrolls de noviembre, lo que permitirá conocer mejor la situación de su mercado laboral.