El campo extremeño ha lanzado un nuevo SOS a las administraciones en busca de soluciones a los problemas que vienen arrastrando desde hace dos años, como los bajos precios y el incremento de los costes de producción, ahora agravados por la sequía, especialmente para los agricultores del Canal de Orellana.

Lo hacen agrupados en la Plataforma 'En defensa de nuestro campo', formada por Asaja; La Unión Extremadura; Aseprex; Agryga; Agricultores de Don Benito, y la Asociación de Agricultores del Valle del Jerte y Comarcas, que este mismo viernes han convocado un corte de carretera y han anunciado una gran manifestación en la Feval de Don Benito el 2 de marzo con motivo de la inauguración de Agroexpo.

"Si vienen a hacerse la foto, reventamos Feval", ha dicho Luis Cortés, de La Unión Extremadura, como muestra del sentir de estas organizaciones que reclaman la convocatoria urgente de la mesa de la sequía, en la que participen todos los actores implicados, como agricultores, cooperativas, confederación hidrográfica, incluso ayuntamientos, para poder dar algo de certidumbre al sector.

Y es que hay agricultores, como por ejemplo los del tomate, que aún no saben si pueden sembrar para esta campaña porque desconocen el agua de la que dispondrán, cuando este mismo lunes tienen que estar suscritos los contratos con la industria.

La primera protesta prevista será el próximo martes, 22 de febrero, en la rotonda de la intersección de la carretera N-430 y la autovía autonómica entre Don Benito y Miajadas. Un corte de carretera para el que este mismo viernes solicitarán autorización a la Delegación del Gobierno, según han anunciado, y que llevarán a cabo mientras no se convoque la mesa de la sequía.

RESPONSABILIDAD DE LA CONSEJERÍA

Estas organizaciones han tomado la decisión de dar un paso más en sus reivindicaciones y salir de nuevo a las calles tras la respuesta de la Consejería de Agricultura a sus demandas, que consideran que echa "balones fuera" al trasladar la cuestión al Ministerio de Agricultura, al que ha solicitado beneficios fiscales para los afectados.

Y es que, según Cortés, les están "tomando el pelo" cuando les dicen que no se puede constituir dicha mesa de la sequía para llegar a acuerdos, puesto que en la sequía de 1994 ya se hizo cuando era consejero Francisco Amarillo.

Por su parte, Juan Metidieri, de Apag Extremadura Asaja, ha señalado que estas protestas no se deciden "por capricho, sino por necesidad", y porque el campo, "lejos de mejorar, va empeorando", con respecto a las protestas ya realizadas a principios del pasado mes de diciembre, sobre la cual ha lamentado la "nula" respuesta ofrecida por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

Así, ha señalado que a los problemas de bajos precios y aumento de los costes de entonces se añade ahora la "incertidumbre" de la campaña de regadío que ahora comienza y sin saber del agua del que dispondrán para sus cultivos.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Natalia García-Camacho Banda, de la Asociación Profesional de Agricultores y Ganaderos de Don Benito y Comarca, ha hecho un llamamiento al conjunto de la sociedad extremeña, en tanto que el sector primario es "la primera pieza del dominó", y si éste se ve afectado detrás irán cayendo el resto.

En esta misma línea, Herminio Íñiguez Sánchez, de Agryga, ha apuntado que hay que concienciar al conjunto de la región porque si los agricultores no siembran, en consecuencia se verán afectados otros sectores como el comercio, los talleres o la hostelería.

Según sus cálculos, están en riesgo 60.000 hectáreas por falta de agua, lo que supone un impacto directo de 200 millones de euros para los agricultores.

Juan Francisco Rodríguez Chamorro, presidente de Aseprex, ha incidido en el problema que se le viene a la región si finalmente no se siembran arroz y tomate en las Vegas Altas, dos cultivos de los cuales dependen muchos empleos, pero también ha hecho un llamamiento para aumentar la asignación de agua que permita la producción de fruta de hueso en la zona, que cuenta con 15.000 hectáreas.

Chamorro advierte que si solo tienen agua para mantener vivos los árboles pero no les alcanza para producir se perderán "muchos empleos" en la zona, tanto directamente relacionados con estas producciones como indirectamente, motivo por el que espera ver pancartas de todos los sectores en la protesta del próximo 22 de febrero.

Otro sector que consideran que debe estar es el de las cooperativas, a las que ha animado a participar Ángel García Blanco, en tanto que sus socios, los agricultores, "se juegan el futuro", y con ellos, la supervivencia del medio rural. "Si el campo se muere, los pueblos se mueren", ha remarcado.

Así que, "menos dialoguitos tontos, y más medidas sobre la mesa", ha reclamado García Blanco, porque los agricultores no están "para esperar" una respuesta de Bruselas dentro de 15 días cuando el Ministerio lleve las reivindicaciones a su vez trasladadas por la Consejería de Agricultura.

ORELLANA PIDE GENEROSIDAD AL RESTO DE REGANTES

Finalmente, Cortés ha ido más allá en sus reclamaciones al solicitar al resto de comunidades de regantes del Guadiana que sean "generosos" con los regantes de la comunidad del canal de Orellana, los más afectados por la escasez de agua y su reparto debido a las penalizaciones por los usos de años anteriores.

El líder de La Unión ha sugerido también la participación en las negociaciones de los ayuntamientos, a los que los regantes pagan sus impuestos, y que "no nos da la ganar de pagar" si no pueden regar sus cultivos, con lo que supone renunciar a la producción de la campaña cuando están, ha señalado, asfixiados por las deudas.