Tras el rebote, la atención estará en los resultados del primer trimestre de este ejercicio, sin perder de vista los riesgos del mercado:
 

Las principales bolsas han rebotado desde los mínimos del 11 de febrero un15% en promedio

 

1) No hay recesión, aunque sí bajo crecimiento. China estabilizándose, algo más de debilidad en Europa.

2) Bancos centrales siguen apoyando, "condición necesaria pero no suficiente" para estimular el crecimiento económico.
 

De cara al medio plazo, claves a seguir:
 

  • Datos macro. Confirmar que el mundo sigue creciendo, aunque sea a menor ritmo. Y consecuente impacto en beneficios empresariales y valoraciones: el crecimiento global se mantendrá en niveles bajos (bancos centrales sólo "compran tiempo", y no existen consenso en la aplicación coordinada de estímulos fiscales), lo que justifica beneficios contenidos y rentabilidades bajas en las inversiones (aunque con mucha volatilidad intermedia).
  •  
  • Resultados empresariales del primer trimestre. Las revisiones previas a la baja han sido sustanciales.
  •  
  • Bancos centrales. Que sigan cumpliendo con las expectativas, aunque siendo conscientes de que su efectividad es cada vez menor y que lo único que hacen es comprar tiempo para que la economía se recupere.
  •  

Riesgos:

 

  • Brexit: salida del Reino Unido de la Unión Europea  si finalmente se consuma el apoyo al abandono de la Unión en el referéndum del próximo 23 de junio.
  • Riesgo periférico: Portugal (Novobanco), Italia (banca), Grecia (FMI podría retirarse del tercer rescate), España (¿nuevas elecciones el 26 de junio?).
  • China: desaceleración mayor de la prevista, devaluación significativa del Yuan.
  • FED: aumento de tipos mayor de lo esperado por incremento de presiones inflacionistas.
  • USD: fuerte subida del dólar afectaría crecimiento EE.UU e incrementaría los riesgos en los países emergentes.