La bolsa portuguesa, la italiana y nuestro Ibex 35 se convierten en las plazas más penalizadas de Europa, esperando, como agua en mayo, a que mañana Draghi las apuntale.




FTSE-MIB
También los bajistas han encontrado razones de sobra para atracar en Italia. El FTSE-MIB se convierte en el índice más penalizado de Europa después de conocerse que el país transalpino entró en recesión en el segundo trimestre. El PIB italiano bajó a -0,2%, peor de lo esperado que era 0,2%, y desde el -0,12% anterior, así que está otra vez en recesión. Además, la actividad del sector italiano de los servicios avanzó en julio a menor ritmo de lo previsto, un mes después de registrar su cota más alta desde noviembre de 2010. El índice de gestores de compras del sector de los servicios de Italia se ralentizó hasta una lectura de 52,8 puntos en julio frente a los 53,9 de junio. Los economistas habían previsto una lectura de 54,0 puntos. (Ver: Los nuevos pedidos impulsan al PMI de servicios español)

Así pues, el FTSE-MIB de Italia se deja un 3,16% y camina peligrosamente por el soporte de los 19.417. Perfora así en media sesión dos soportes, el nivel de los 20.000 y los 19.400 puntos, por lo que ahora podría ir a buscar freno en los 19.000 enteros.

ANALISIS TECNICO FTSE MIB



PSI-20
Con la marea roja arrasando la periferia europea, los bajistas calan con fuerza en Portugal. El principal índice de la bolsa lusa, el PSI-20, se convierte en el segundo selectivo europeo más penalizado del día. Los inversores siguen huyendo de Portugal desde que el Banco Espirito Santo quebrara, hecho que en el año le ha costado al selectivo un 13% de rentabilidad. Hoy el PSI-20 se deja un 2,76% adicional y va directo al soporte de los 5.600 puntos. Si lo quiebra, caerá hasta los 5.300 puntos, origen de la directriz alcista que guió los avances del índice desde los mínimos de julio de 2013, hasta los máximos de abril de 2014.

ANALISIS TECNICO PSI-20