La mejor opción en el entorno actual es acompañar al precio con posiciones largas o compradoras, incrementando si la tendencia acelera y reduciendo si la tendencia flojea. 

No es la primera vez que hablamos de la esperanza matemática en Estrategias de inversión. De hecho, uno de los artículos con mayor éxito de visitas se titulaba “Lotería y bolsa. Esperanza con ilusión y esperanza con fundamento”. En el escrito, para incorporar el concepto de esperanza matemática realizábamos una comparativa entre el resultado que podríamos esperar de un juego de azar (la lotería de navidad) y la inversión bursátil mediante el uso de una estrategia de momento.

Posibles resultados en el proceso de toma de decisiones de forma puntual


Resultados en el proceso


La esperanza matemática no deja de ser una lectura estadística cuya fórmula de obtención recoge la esencia de los resultados en el proceso de toma de decisiones. Si jugamos a la lotería en un momento determinado podemos tener suerte (pues la probabilidad no juega a nuestro favor) y obtener más dinero del jugado. Sin embargo, si jugamos siempre a la lotería, el tiempo pondrá a la suerte en su lugar y el fracaso estará garantizado para una inmensa mayoría.

Resultado más probable con el paso del tiempo en juegos de azar con esperanza negativa
Resultados



Obviamente, en Estrategias de inversión trabajamos por alcanzar un éxito merecido. Es decir, aunque conocemos que no tenemos todas las probabilidades a nuestro favor, también sabemos que utilizando un buen proceso de toma decisiones, el tiempo juega a nuestro favor pues la esperanza es positiva. No nos complicamos la vida y llamamos estrategia de inversión al conjunto de toma de decisiones.

Resultados


Para sobrevivir en el juego, nuestra estrategia de fondo no tiene que llevar la contraria al mercado. Tengan en cuenta que para que el tiempo conceda la razón y aspirar al éxito, es obligatorio conocer que el capital no es infinito y que la mejor forma de conservarlo es respetar y conocer el entorno donde nos movemos. La humildad y la paciencia son claves y los ejemplos de fracasos estrepitosos por impaciencia y soberbia son numerosos.

Diferentes fases en un ciclo de precios tipo acorde con la media histórica
Fases ciclo


Conocer el entorno y adaptarse al mismo significa identificar correctamente la fase del ciclo de precios en la que nos encontramos y actuar de la forma más conveniente. (Ver:¿Qué son los indicadores y cómo funcionan?) A día de hoy, analizando el ciclo bursátil y económico español, continuamos pensando que nos encontramos en la fase de gran subida: el momento económico es positivo, las revisiones de crecimiento son al alza, la confianza se recupera de forma gradual y lejos de la euforia, la actividad y los volúmenes incrementan, las series de precios presentan estructuras alcistas primarias, las valoraciones no son excesivas….

Esperanza matemática diaria para una inversión de 100.000 EUR

Estrategias en fases del ciclo


En este entorno, la forma de actuar más conveniente es acompañar al precio adoptando posiciones largas o compradoras, incrementando exposición de forma puntual si acelera la tendencia y reduciendo algo si hay una desaceleración. Una postura que llevamos tiempo manteniendo y con la que nos encontramos cómodos mientras el entorno no cambie y nos adentremos en la siguiente fase del ciclo de precios (Ver: Psicología de las masas); las valoraciones sean excesivas, la euforia y la exuberancia impregnen a los diferentes agentes económicos….

Lea también: ¿Cuánto necesito para vivir de la bolsa?