Gas Natural Fenosa cerró el ejercicio 2013 con un beneficio neto de 1.445 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,3% respecto a un año antes.

Gas Natural justifica la mejora del resultado a que el negocio internacional pudo compensar el impacto regulatorio en España. En concreto, las medidas regulatorias adoptadas en España desde 2012 en el sector eléctrico impactarán en el Ebitda anual en 600 millones a partir del ejercicio 2014. Los impactos por cambios regulatorios acaecidos en 2013 fueron de 455 millones.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 5.085 millones, un 0,1% más, por el buen comportamiento de las actividades internacionales, que aumentaron un 2,2% y representan el 44,1% del total del Ebitda.

La compañía mantiene su política de retribución al accionista en efectivo y destinará 898 millones a dividendos con cargo a resultados del 2013 (0,897 euros/acción), un 0,3% más, lo que implica un payout del 62%.

Su nivel de endeudamiento, que se situó en el 49,4%, y su deuda financiera neta descendió un 8,5% respecto al ejercicio anterior.

Cuenta de resultados consolidada:
cuentas gas natural

Fuente: Gas Natural Fenosa