Las intenciones no han gustado a los inversores que llevan a caídas del 6% a la compañía finlandesa en lo que es el resurgir de las cenizas de una histórica. La francesa, sin embargo, vive horas de gloria con unos ratios que reflejan su decadencia que la ha dejado a precios razonables.

MEGAFUSIÓN DE 40.000 MILLONES DE EUROS
Se habla ya de “conversaciones avanzadas” por parte de ambas compañías. Nokia ha confirmado esta misma mañana los rumores que apuntaban a una posible integración total con la francesa Alcatel-Lucent.

En un comunicado conjunto, las dos compañías han aclarado que "en relación con las recientes especulaciones de los medios, Nokia y Alcatel Lucent confirman que se encuentran en negociaciones avanzadas con respecto a una potencial combinación completa, que podría producirse en forma de una oferta pública de intercambio de acciones de Nokia por Alcatel-Lucent".

TELEOPERADORAS EUROPEAS


Otra opción que se baraja es la integración de la división móvil de Alcatel en Nokia, que le reportó 4.700 millones de euros el año pasado.

En todo caso, el retorno de Nokia a la primera plana es más que evidente. Azotada por los nuevos gigantes de la industria, como Samsung o Apple, la finlandesa da un segundo paso en la dirección de la que partía tras 
la recompra del 50% de Nokia Siemens Networks (NSN) a Siemens en el verano de 2013, que vendría seguida de la venta de parte de sus móviles en 2014. 


¿QUÉ ESTÁ COMPRANDO REALMENTE NOKIA?
No es el único que parte de cero. 
El grupo francocanadiense es otro gigante caído con una facturación similar a la de Nokia. Es el resultado de la fusión entre Alcatel y Lucent antes de la crisis económica, allá por el año 2006.

De confirmarse esta operación, Nokia se haría con una de las teleoperadoras europeas más pequeñas del panorama pues su capitalización bursátil asciende hasta los 10.909 millones de euros, casi un tercio de los cerca de 29.000 millones de euros de la finlandesa. 

En base a su valor en libros, Alcatel Lucent cotiza por debajo siquiera de su ajuste a precio dado que está variable es la más baja de todas sus homólogas europeas, reflejando 0,67 veces su valor real en el mercado. Para que se hagan una idea, el valor en libros de Nokia es de 2,3 veces, mientras que el de Telefónica se encuentra en las 4,61 veces. 

Ahora bien, una cosa es su valor en comparación con el mercado y otra el beneficio en base a su precio de cotización. El PER de la francesa no es tan reducido, la española Telefónica, por ejemplo, se sitúa casi cinco puntos por debajo, con un ratio de 22,26 veces frente al 24,36x de la compañía finlandesa. Su objetivo, sin embargo, de cara al próximo año sería reducirlo considerablemente hasta reflejar en precio por acción 15 veces el beneficio de la teleoperadora. 


REPERCUSIÓN EN BOLSA
No se ha hecho esperar y representa una bicefalia evidente. Por un lado, los inversores de Nokia están castigando duramente la operación dado que la compañía se deja más del 6,5% hasta los 7,24 euros por acción, lo que le convierte en el título más bajista del Eurostoxx 50. En el mercado parisino, Alcatel-Lucent se ha disparado a la contra y más de un 10%. 

En lo que respecta a las demás, Telefónica se está viendo afectada por el peso tan negativo que está teniendo el Banco Santander dentro del Ibex 35 y se conforma, por el momento, por ganancias nada consistentes. 

Deutsche Telekom, por su parte, cede medio punto porcentual, mientras que Orange tiende al rojo muy tímidamente. 

¿Alguna de ellas tiene recorrido? Según los expertos, la revalorización posible y futura es muy reducida. Tan sólo Orange podría tener un recorrido adicional al alza, hasta los 16,5 euros por acción en base a los expertos. 


PRECIO ACTUAL vs PRECIO OBJETIVO (FUENTE: MERCADO)
PRECIO ACTUAL vs PRECIO OBJETIVO (FUENTE: MERCADO)