El repunte del dólar se  ha convertido en uno de los factores que más está afectando a la evolución de los mercados en las últimas jornadas. Las bolsas tienen sus debilidades y la geopolítica y la actividad de los bancos centrales han sido y siguen siendo claves.

El cruce euro-dólar, sigue por encima de la cota de 1,11 y a estos niveles, la divisa estadounidense ya ha consumido todas la revalorización que había acumulado desde la victoria de Donald Trump en Estados Unidos el pasado mes de noviembre.

Euro-dolar

A falta de políticas concretas, Donald Trump no cesa de interferir en los mercados, pero esta vez para mal. El escándalo al que los medios ya han dado el nombre de “Rusiangate”, ha llegado a un extremo en el que ya se especula con la posibilidad de un “impeachment”, un juicio político que pudiera poner al presidente fuera de la Casa Blanca por sus relaciones con el enemigo más acérrimo de Estados Unidos en su historia.

Pero aunque esta posibilidad parece remota, vuelven a soplar con fuerza los vientos de la incertidumbre política en este país y eso, cómo no, pasa factura a las bolsas de todo el mundo. Trump está siendo clave para los mercados, para bien y también para mal en los últimos meses.

Pero si miramos a este lado del Atlántico, la fortaleza del euro –o la debilidad del dólar-, también tiene razones que lo justifiquen. La economía del viejo continente parece acelerarse y parece que ya los mercados comienzan a entender que el QE del BCE tiene que tener punto y final en algún momento, aunque Draghi inisista una y otra vez que seguirá en pie si es necesario más allá de su fecha límite, diciembre.

En este entorno los inversores ya comienzan a hacer sus cálculos y a actualizar sus previsiones de resultados empresariales en función de este nuevo orden de la divisa. Sin embargo, no hay que olvidar que probablemente el mes que viene la FED podría volver a elevar los tipos de interés, por segunda vez este año, lo que obligaría a volver a hacer cálculos. Pero mientras eso ocurre, los expertos de Carax AlphaValue acaban de publicar una nota para sus clientes en la que determinan cuáles son las empresas y sectores que más van a beneficiarse de un dólar más débil. (Habría que recordar guardar esta lista para cuando la situación se de la vuelta).

En su nota estos analistas apuntan que “si asumimos que el euro dólar tendría que cotizar a 1,20 dólar frente a 1,107 de ayer, y viendo que el año pasado la mayoría de las estimaciones apuntaban a la paridad, lo que podemos comprobar es que existen notables desviaciones en las predicciones”.

Más allá de la evolución de las medidas del BCE, en la firma también recuerdan que la situación política en Europa continúa siendo clave, sobre todo ante la perspectiva de elecciones en Alemania en unos meses y tras la victoria de Macron en Francia hace solo unas semanas. 

Señalan en la firma que “la victoria de Macron en Francia y la esperanza en que traiga una nuevo proyecto para la Eurozona, parece haber calado entre algunos euroescépticos. Si los esfuerzos entre Macron y Merkel no entorpecen los propósitos de reducción de deuda por parte del Ejecutivo galo, podríamos tener un nuevo despertar de los mercados y otro bandazo al alza del euro como forma de reflejar este nuevo voto de confianza”.

En este entorno, estos son los sectores con una menor exposición al dólar, según han identificado en la firma de inversión:

SEctores

Eso sí, apuntan que “dentro de estos sectores en el que el peso del dólar es muy elevado y, por tanto, pueden distorsionar la comparativa. Un buen ejemplo de esto lo tenemos en Deutsche Telekom  donde el 30% de su NAV está en dólares, debido al peso de T-Mobile. Dicho esto, merece la pena destacar que, en la mayoría de estos sectores, el euro tiene un peso abrumador en su línea de ingresos”

Pero si nos fijamos en las compañías que más se están beneficiando de caída del dólar frente al euro señalan en la firma que el universo es más limitado.  Apuntan que “el caso típico suele ser el de aquellas que tienen los costes en dólares, ya sea los de fabricación Adidas o los de combustible (en el caso de las aerolíneas) y, a su vez, tienen una pequeña porción de los ingresos en zona dólar”, especifican. La única española de esta lista es Mediaset España.   “En resumen, la fortaleza del euro debería llevarnos a echar un vistazo a aquellos sectores que se han quedado algo retrasados con el reciente repunte de los mercados, como pueden ser el de Telecoms, Hotels & Leisure y en menor medida el de Food retail”, aconsejan.

Empresas euro

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan a Mediaset en fase alcista, con una puntuación de 9 sobre 10. 

Mediaset