Zeltia ha vuelto a cotizar tras casi dos horas bloqueada y lo ha hecho con una caída del 45% lo que sitúa las acciones de la farmacéutica en 2,57 euros. Todo ello después de que ayer la FDA estadounidense decidiera que la combinación de Yondelis con Doxil no presenta un perfil riesgo-beneficio suficiente para el tratamiento de mujeres con cáncer de ovario recurrente y votó en contra de que se apruebe su indicación para esta dolencia en Estados Unidos.