La bolsa de Nueva York no empieza bien el mes. Las caídas en los principales índices norteamericanos muestran el contagio de la volatilidad que reinó en septiembre. Así pues, el Dow Jones hoy descendía al inicio de sesión un 0,38% hasta los 9,675.77 puntos, el Nasdaq un 0,55% y el S&P 500 un 0,33% y es que, el ánimo está bajo tras la publicación de datos macro poco alentadores y la revisión a la baja del crecimiento de la economía estadounidense por parte del FMI.
El verano se fue y con él muchos empleos estacionales, lo que ha hecho incrementar el número de solicitudes de beneficios semanales por desempleo a un nivel no esperado por los expertos. En concreto, las peticiones de subsidio se elevaron en 17.000 hasta las 551.000, cuando se barajaba un ascenso de sólo 5.000. Esto corrobora la lentitud de la superación de la crisis y el frenazo en el mercado laboral en EE.UU..

Frente a este dato negativo, también hoy se ha conocido que los ingresos familiares ascendieron ligeramente en agosto, hasta un 0,2%, pero los gastos también y en mayor medida, hasta un 1,3%. Este incremento de los gastos se convierte en el mayor desde mayo de 2008 gracias a un programa gubernamental de reembolsos por la compra de vehículos y, claro está, a la subida de los precios de la gasolina y otros bienes de consumo.

El FMI ha revisado la proyección de crecimiento de la economía de EE.UU. para este 2009 a la baja. El organismo augura una caída del -2,7% del PIB frente al -2,6% que barajaba allá por julio debido a la debilidad de la actividad económica de los primeros seis meses del año. Aún así, se espera que en el segundo semestre la economía norteamericana registre un crecimiento positivo aunque, quizás, serían necesarios algunos estímulos fiscales.

En el apartado bancario, el futuro de CIT Group es la gran incógnita. Tras los rumores de una posible OPA, la financiación de Barclays y Citigroup, la entidad estadounidense ya está preparando las maletas para abandonar la situación independiente y abandonarse a la bancarrota. Los inversionistas tendrán que decidir entre canjear sus bonos o someterse a una corte de bancarrota, aunque cada vez son menos los accionistas ya que, tras el desplome espectacular de CIT ayer, hoy continúa en números rojos, pero no tan pronunciados. Este jueves, el valor desciende un 5,76%.

Otro banco que también está de cambios es Bank of América. Su actual presidente ejecutivo, Ken Lewis, dejará el cargo a finales de año y es que, sobre Lewis caen acusaciones de engañar a los accionistas sobre las bonificaciones de fin de año pagadas a los empleados en Merrill Lynch & Co. Pese a las turbulencias, las acciones de BofA hoy suben un 0,17%.

Los rumores que anunciaban una adquisición de la división NBC Universal de General Electric por parte de Comcast Corp. fueron acallados al cierre de la sesión bursátil de ayer por parte del proveedor telefónico. Hoy las acciones de General Electric caían un 1,36% y las de Comcast sufrían un estrepitoso descenso de más del 7%.