Los gastos de construcción en Estados Unidos registraron un inesperado aumento en agosto gracias, en parte, a una mejora en el mercado inmobiliario debido el otorgamiento de exenciones tributarias. El gasto total creció un 0,8% a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 941.880 millones de dólares, frente al mes anterior, informó el jueves el Departamento de Comercio de Estados Unidos.
Wall Street esperaba que los gastos de construcción no registraran cambios en agosto. Los gastos, sin embargo, cayeron un 1,1% en julio. Originalmente, el Gobierno había informado un descenso de sólo el 0,2% para ese mes. Sobre una base interanual, los desembolsos para construcciones disminuyeron un 11,6% frente a agosto de 2008.

En tanto, los gastos en construcciones residenciales crecieron en agosto un 4,2% a 257.400 millones de dólares. Durante el mes previo, esos gastos ascendieron un 0,7%. Originalmente, el Gobierno había informado que los gastos habían crecido un 2,3% en julio.

Sobre una base interanual, los gastos residenciales se ubicaron un 26% por debajo del nivel de agosto de 2008. Los gastos en construcciones no residenciales declinaron un 0,4%, un descenso que incluyó menores desembolsos para la construcción de hoteles, escuelas, hospitales y oficinas.

Sobre una base interanual, los gastos en construcciones comerciales descendieron un 4,7%.

Los gastos de construcción en el sector privado aumentaron durante agosto un 1,8% a 622.100 millones de dólares, luego de haber caído un 1,4% en julio.

Los gastos del Gobierno en construcciones declinaron un 1,1% en agosto a 319.800 millones de dólares , tras caer también en julio.