La bolsa más importante del mundo aber sus puertas… y lo hace en números rojos. En concreto, con una caída del 0,66% en el caso del Dow Jones y un recorte superior al 0,7% en el tecnológico Nasdaq. La ausencia de referencias económicas- a excepción del ISM- centra toda la atención en compañías como Rio Tinto o Pepsi
La renta variable estadounidense regresa de un largo fin de semana en números rojos. En concreto, una caída del 0,66% en el Dow Jones, una cesión del 0,6% en el Nasdaq y pérdidas de más de medio punto porcentual en el S&P500, que marca los 891 puntos en la apertura. Una penalización que tiene que ver con la ausencia de referencias económicas de relevancia. Y es que en el apartado macro, el interés de la jornada estará centrado en los datos de actividad del sector servicios, ya que se conocerá el índice ISM no manufacturero. Además The Conference Board hará público su informe de empleo. Todo ello en el día en que el Banco Mundial ha anunciado que ya están disponibles los primeros 2.500 millones de dólares para otorgar liquidez al programa de comercio, anunciado en la última reunión del G-20. 




Los expertos consideran que para que los índices americanos retomen la tendencia alcista, necesitarán un nuevo motor. Y ahí entran en juego los resultados empresariales. Pues “los mercados de acciones no pueden subir en ausencia de un incremento en los beneficios”. Y precisamente Alcoa será la que dará el próximo miércoles el pistoletazo de salida a la etapa de publicación de beneficios. La compañía comienza la sesión con una caída del 4,46% aunque es otra minera la que acapara los titulares de la jornada. Rio Tinto ha acordado vender sus operaciones de alimentos empacados de Estados Unidos a Bemis por 1.200 millones de dólares en efectivo y acciones. Una operación que no parece ser bien recibida por los inversores que arrastran la cotización de la minera hasta los 158,49 dólares tras una penalización del 6,5%.

Consumo y automovilísticas en titulares

En el sector consumo, esta mañana la compañía Pepsi ha anunciado que invertirá – junto a Pepsi Bottling- cerca de 1.000 millones de dólares en los próximos tres años en un intento de ampliar su red de fabricación y distribución en el país. Una operación que eleva hasta los 4000 millones de dólares la inversión que tiene la compañía en el país y que la compañía recibe con un 0,05% de revalorización. Una tendencia que no comparte con su ‘eterna competidora’ Coca Cola que comienza la sesión con una caída del 0,53% hasta los 48,88 dólares. 

Nuevas noticias en torno al ‘culebrón’ General Motors el día que el juez del tribunal de Bancarrota de Estados Unidos haya aprobado la venta de la mayor parte de los activos del grupo a una nueva empresa, denominada Nueva General Motors. Una compañía creada por el Departamento del Tesoro del país y que contará con una estructura de costes competitiva “como resultado de los acuerdos alcanzados con los sindicatos”. La compañía junto a Ford ha indicado que el volúmen de ventas de ambas alcanzó el primer semestre niveles récord en China gracias a la popularidad de sus modelos más pequeños. La compañía comienza a cotizar en los 5,89 dólares tras una revalorización del 1,53%.


Atención también a las petroleras estadounidenses pues los futuros del crudo caen hasta sus mínimos de las últimas cinco semanas, al bajar de los 64 dólares por barril. Así, los futuros bajan 2,9% dólares hasta los 63,82 dólares. Quizás por ello, Exxon Mobil se deja un 2,34% en los primeros minutos de negociación mientras que Chrevron recorta un 0,49% y marca los 64,42 dólares en su primer movimiento.

Sin dejar de lado el índice tecnológico, esta mañana EMC ha anunciado que ha aumentado hasta 33,50 dólares por acción su oferta para hacerse con Data Domain, superando así los 30 dólares por acción ofrecidos por NetApp. La empresa de tecnologías de la información también ha asegurado que la operación podría cerrarse en dos semanas. Anuncio ante el cual sus títulos ceden un 0,20% y marca los 12,78 dólares en su primer movimiento.

Deuda pública y Europa

En el mercado de deuda pública, los títulos del Tesoro de EEUU se cotizan con pocos cambios a primera hora de la mañana. Quien no ha dudado en acusar sus pérdidas son las plazas del viejo continente: El Ibex35 pierde un 1,8%, el Eurostoxx50 baja un 1,6% mientras que DAX y CAC-40 retroceden al ritmo del 1,4% en los primeros compases de la sesión americana.