Las caídas en la preapertura anunciaban un comienzo en números rojos y, así pues, Dow Jones ha abierto desde los 9.321,40 y cayendo -0,08%, el S&P 500 se dejaba un -0,59% y el Nasdaq un -1,76%, todos ellos bajando a medida que la sesión continuaba. Después de las voces que alababan una salida de la recesión, todavía las bolsas parecen indicar que esto va para rato. Aunque los datos macro no han sido malos, ya que la actividad manufacturera en el distrito de Nueva York aumentó este mes por primera vez en más de un año, los inversores parecen precavidos por los ecos europeos que cruzan el Atlántico y hoy recogen beneficios.
Ente los datos macroeconómicos que han abierto la semana, se encuentra el del sector manufacturero de la Fed de Nueva York, el cual se ubicó en los 12,08 puntos, lo que conlleva una aumento de 13 frente a la cifra negativa de julio en los -0,55 puntos. Ésta lectura es la más alta desde hace más de año y medio, lo que aumenta las esperanzas de que la economía estadounidense esté saliendo de la recesión. Por su parte, el índice de empleo permaneció en territorio negativo, concretamente en los -7,45 puntos, frente a los -20,83 del mes pasado.

También se ha conocido hoy al otro lado del charco que los inicios de construcción de casas subieron un 3,6% en junio. Esta cifra está por encima de lo previsto por los analistas, impulsada por un alza en la edificación de viviendas unifamiliares, las cuales, subieron un 14,4 %, el mayor aumento desde diciembre del 2004.

Los ojos se centrarán en el sector financiero ya que, tras la mala semana que dejó atrás el viernes, hoy algunos bancos comienzan con buenas pretensiones, como CIT Group que, para evitar su bancarrota, presentó una oferta pública de recompra por 1.000 millones de dólares en notas con tasa variable. Esta oferta ha sido positiva con un grado de aceptación del 59,8% y, aunque fue inferior al nivel que la compañía había anunciado anteriormente, al menos le dará más margen de maniobra en el manejo de su deuda. Aún así, sigue sin publicar resultados y sus acciones caen un -3,55%.

Sin dejar de lado este sector, el viernes Colonial Bank se declaró en quiebra y su rival BB&T Corp. compró la mayor parte de sus activos congelados por las autoridades federales. Hoy, después de esta operación BB&T Corp. prepara una ampliación de capital por 750 millones, mientras sus acciones caían casi un punto y medio poco después de abrir Dow Jones.

Los contratos a futuro sobre el petróleo descendían más de 1,50 dólares el lunes en Londres, unas cifras que se convierten en las mínimas en dos semanas, debido a una continuación de las ventas tras la publicación el viernes de datos de confianza del consumidor peores a lo anticipado.

Entre las compañías que hoy presentaban resultados, está Lowe's Cos., que registró una ganancia neta de 759 millones de dólares durante el segundo trimestre, una disminución del 19% frente al beneficio de 938 millones del mismo período del año anterior. Los resultados más recientes fueron dondicionados por la debilidad de la demanda y el clima adverso que afectó las ventas, así como por los 68 millones de dólares en cargos por proyectos de expansión que no ejecutará.

Todo esto dibuja el panorama estadounidense mientras que, en Japón se ha anunciado hoy que el país está saliendo de la recesión con una crecida de su PIB del 0,9% en el segundo trimestre del año gracias al aumento de las exportaciones y, aparentemente, al plan de estímulo lanzado por el Gobierno nipón. Mientras, su vecino China ha admitido esta mañana que la inversión directa extranjera recibida disminuyó el 35,7% en julio, hasta los 5.360 millones de dólares (3.790 millones de euros), en el décimo mes consecutivo de retroceso de este dato.