El presidente del Bundesbank, Axel Weber, dijo el lunes que la eurozona está viéndose afectada por una creciente heterogeneidad entre sus miembros y que se trata de un asunto al que hay que enfrentarse. Weber dijo, sin embargo, que la eurozona por sí misma no ha sido un factor que haya creado desequilibrios a nivel de la economía mundial.