Wall Street comienza la sesión con brío de la mano de los resultados empresariales y de un dato de IPC que da una tregua a los inversores al estar en línea con lo esperado. El parqué neoyorquino digiere hoy un menú cargado de cifras de beneficios y datos macroeconómicos, a la espera de conocer dentro de unas horas el Libro Beige de la Fed que le de más pistas sobre cuál es el estado de la economía estadounidense. El optimismo se cuela en entre los inversores que se quedan con las previsiones de las empresas para el futuro –ya que en el presente las ganancias sí sufren recortes- y todo ello a pesar de que el petróleo continua con su trayectoria de “rompe y rasga” y alcanza de nuevo, máximos históricos al sobrepasar los 114 dólares por barril. El verde viste a los índices al otro lado del Atlántico, el Dow Jones crece un 1,01% hasta los 12.487 puntos, el tecnológico Nasdaq se apunta un 1,32% hasta los 2.316 puntos y el S&P 500 avanza un 0,99% hasta los 1.347 puntos.
El parqué neoyorquino comienza con ganas la sesión y enfila la jornada viento en popa. El dato de IPC de marzo que creció un 0,3% no conlleva ninguna sorpresa al ajustarse a las previsiones. Los expertos esperaban una tasa interanual del 4% y un crecimiento del dato subyacente de un 0,2% que deja la inflación interanual en el 2,4%, justo lo previsto. Lo que sí sorprendió, aunque de manera grata fue el dato de la producción industrial de marzo que se esperaba fuera negativa (0,1%) y sin embargo subió un 0,3% en el tercer mes del año al otro lado del Atlántico. En el ámbito de la vivienda los datos traen una de cal y una de arena, en la parte positiva el volumen de solicitudes de hipotecas que aumentó un 2,5% en la semana que terminó el 11 de abril según la MBA (Asociación de Banqueros Hipotecarios). El índice que elabora esta asociación creció por tanto desde los 725,6 a los 743,4 puntos. En la parte negativa la confirmación de que el sector se ralentiza: los inicios de construcciones de viviendas cayeron en marzo a su nivel más bajo en 17 años. Se redujeron un 11,9% a una tasa anual de 947.000. Los analistas esperaban un descenso de alrededor del 6% por lo que el dato es peor de lo esperado y constituye la tasa más baja desde los 921.000 inicios registrados en marzo de 1991. Después del aluvión de datos macroeconómicos el dólar se sitúa en mínimos históricos al cambiarse por 1,5968 euros y las cifras de inflación y vivienda refuerzan la expectativa del mercado de que la Reserva Federal recortará los tipos de interés en su próxima reunión del 29 de abril. Tras los datos (a la espera de que se conozcan las reservas de carburante), el ámbito empresarial adquiere hoy especial protagonismo. Los resultados empresariales que se conocieron antes de la apertura invitan a un cierto optimismo no tanto por las cifras en sí sino por las previsiones que las empresas presentan para este año. Quien mejor hizo los deberes y aprueba con nota alta fue Coca Cola que registró una ganancia neta de 1.500 millones de dólares, o 64 centavos por acción, durante el primer trimestre del año, un aumento del 19% frente al beneficio de 1.260 millones, o 54 centavos por acción, registrado en el mismo período del año previo. La empresa de bebidas con sede en Atlanta informó este miércoles de que los ingresos sumaron 7.380 millones, un incremento del 21% frente a los de un año atrás. Su cuenta de resultados le hace ganar un 1,33%. También hizo públicos sus resultados JP Morgan que recortó sus beneficios en un 50% en el primer trimestre. El tercer mayor banco de EEUU después de fuertes provisiones de 5.100 millones de dólares vinculadas al colapso de las crisis subprime, ganó 3.370 millones de dólares, 68 centavos por acción. En el mismo periodo del año pasado obtuvo unas ganancias por valor de 4.790 millones o 1,34 dólares por título. Estas cifras permiten, sin embargo, a JP Morgan superar las previsiones de los analistas, que vaticinaban unas ganancias de 61 centavos de dólar por título y hacen que repunte en el inicio de la sesión un 2,37% , las de Bear Stearn (adquirido por JP Morgan) también gana un 0,40%. En el sector especial atención en esta jornada para Merrill Lynch, que según publica The Wall Street Journal anunciará mañana rebajas contables de entre 6000 millones y 8000 millones de dólares en valores hipotecarios. La nueva rebaja contable elevará el total a más de 30.000 millones y obligará a la firma de valores a incurrir en su tercera pérdida trimestral consecutiva, el mayor bache en sus 94 años de historia. Merrill prepara un plan de ahorro que incluye recortes laborales de entre 10% y 15% en algunas áreas donde los negocios han decaído, como el financiamiento de bonos. El valor cotiza en positivo un 1,29%. Llega un poco de aire fresco para Wells Fargo que registró un beneficio de primer trimestre de 2.000 millones de dólares (1.254 millones de euros), o 60 centavos por acción, un 10,7% menos del obtenido el mismo periodo del año anterior pero por encima de lo previsto. Las ventas crecieron un 12% hasta 10.600 millones. La previsión media de los analistas consultados por Thomson Financial era de un beneficio por acción de 57 centavos con unos ingresos de 10.410 millones. Wells Fargo dijo que sus amortizaciones netas ascendieron a 1.500 millones en el último trimestre, mientras que realizó una provisión total de 2.000 millones de dólares por insolvencia. La compañía consigue que sus acciones crezcan un 7,55%. El resto de títulos de las entidades financieras avanzan también de verde, las acciones de Citigroup se apuntan un 2,63%, las de Bank of America ganan un 1,97% y las de Lehman Brothers rebotan un 3,83%. Intel también hizo públicos sus resultados que tiran con fuerza del Nasdaq en Wall Street. El mayor fabricante de microprocesadores del mundo, informó de que en el primer trimestre ganó 1.443 millones de dólares, un 12% menos que en el mismo periodo de 2007, donde el beneficio neto fue de 1.636 millones de dólares. No obstante, elevó su previsión de ventas para el actual trimestre. La ganancia neta por acción fue de 25 centavos, un 11% menos que el primer trimestre del año pasado, cuando el beneficio neto por título fue de 28 centavos. Los resultados de Intel, que sirven de termómetro de la futura demanda de ordenadores, se sitúan en línea con lo que esperaban los analistas, que calculaban una ganancia por acción de 25 centavos, tal y como así ha sido. La compañía consigue cotizar en positivo y repunta un 6,17%. En el sector de las tecnológicas Google cede un 0,78%, Apple consigue avanzar un 1,67%, Microsoft se deja un 0,89% y Yahoo! recorta un 0,09%. Más cifras en este cocktail de datos que hoy desayuna Wall Street, a la espera de conocer los resultados de la reina de las subastas por Internet, E-bay, los últimos resultados publicados son los de Johnson Controls que registró en el segundo trimestre fiscal una ganancia neta de 289 millones de dólares, o 48 centavos por acción, un crecimiento del 27% respecto a lo obtenido un año antes. El fabricante de sistemas y controles automotrices con sede en Milwaukee, que gana un 7,72% en la apertura, informó de que las ventas aumentaron un 11% ahasta 9.410 millones, impulsadas por los sólidos resultados de filiales.