Wall Street espera la reunión de la Fed que comenzó hoy como agua de mayo y lo hace con cautela. Que la Reserva Federal efectuará un recorte de tipos de 25 puntos básicos, está descontado por el mercado. La clave es conocer si llevará a cabo más rebajas en el precio del dinero o si dejará los tipos en el 2% durante una temporada para centrarse en el control de la inflación. La sesión comienza un día más de la mano de la volatilidad. Sobre la mesa, los malos resultados presentados por la financiera estadounidense Countrywide Financial y los problemas de la farmacéutica Merck de cara a comercializar sus productos. En la apertura, con un dato de confianza del consumidor mejor de lo esperado, el Dow Jones camina en rojo y recorta un 0,06% hasta los 12.863 puntos, el tecnológico Nasdaq retrocede un 0,07% hasta los 2.422 puntos. y el S&P 500 se deja un 0,20% 1.393 puntos.
El sector financiero salta a la palestra en esta jornada de mano de los resultados empresariales. La financiera estadounidense Countrywide registró unas pérdidas de 893,1 millones de dólares, o 1,60 dólares por acción, en el primer trimestre del año, frente a unas ganancias de 434 millones, o 72 centavos por título, del mismo periodo del año pasado. La entidad, fuertemente afectada por el deterioro de las condiciones del mercado de préstamos hipotecarios, informó de que sus ingresos se hundieron hasta los 678,9 millones de dólares desde los 2.410 millones de hace un año, sin embargo consigue salvar el tipo y avanza en la apertura un 0,34%. Las provisiones de la compañía para hacer frente a posibles impagos hipotecarios ascendieron a 1.500 millones de dólares cuando en los primeros meses de 2007 eran de 152 millones. La sesión comienza con signo dispar para los bancos, precisamente Bank of America reciente adquisidor de Countrywide gana un 0,37%, Citigroup avanza un 0,63%, Merrill Lynch pierde un ligero 0,02%, JP Morgan repunta un 0,42% y Bear Stearns en positivo un 0,56%. En el ámbito macroeconómico, la confianza del consumidor parece que se recupera ligeramente. El índice elaborado por Conference Board cayó en abril hasta los 62,3 puntos desde los 65,9 de marzo, dato revisado al alza desde los 64,5 enteros que se publicaron en una primera estimación. Los economistas esperaban un retroceso del indicador hasta los 61 puntos, por lo que fue mejor de lo esperado. En esta jornada la atención se mantiene en el ámbito empresarial ya que será mañana cuando el PIB norteamericano de pistas feacientes de cómo está la economía. Gráfico Dow