La Comisión Europea aprobó la compra del fabricante de software para empresas BEA System por Oracle, tras concluir que la operación no obstaculizará significativamente la competencia en el Espacio Económico Europeo. La operación, anunciada el pasado enero, está valorada en 8.500 millones de dólares (unos 5.460 millones de euros).
BEA System es un fabricante estadounidense especializado en los programas denominados "middleware", que permiten conectar aplicaciones informáticas de distinta naturaleza, como bases de datos, sistemas de gestión empresarial y servidores de Internet. Oracle, el mayor fabricante mundial de programas informáticos para empresa, también produce este tipo de software intermedio. No obstante, el Ejecutivo comunitario consideró que la suma de las actividades de una y otra empresa no plantea inquietudes desde el punto de vista de la competencia, dado que no han sido competidores directos. "La entidad combinada de Oracle y BEA afrontará varios competidores fuertes en el mercado general de 'middleware' y en sus distintos segmentos, como IBM, Sun, Microsoft y SAP, por lo que los clientes tendrán suficientes alternativas", explicó la Comisión en un comunicado.